Provinciales | César Abdala | intendente | controles

Laboulaye: la muerte de otro joven reaviva el debate sobre los accidentes con motos

En poco más de una semana, 2 personas murieron tras protagonizar choques. Las autoridades apuntan a la imprudencia y falta de uso de cascos. Desde Estrellas Amarillas piden que sean más estrictos los controles y apliquen sanciones efectivas

La confirmación del fallecimiento de un joven de 22 años que días atrás había chocado en su moto contra la batea de un camión en Laboulaye generó conmoción en la comunidad. Pero también instaló el debate sobre una serie de incidentes que vienen ocurriendo con motociclistas, que según las autoridades no cumplen las reglas de tránsito, ignoran el casco y hasta utilizan las calles para hacer maniobras que ponen en riesgo a terceros.

En el caso de Agustín Nantt, de 22 años, había protagonizado un choque contra un camión en la motocicleta que conducía por calles Intendente Fenoglio y Manuel A. Moreira y, tras varios días internado, ayer falleció. Es la segunda víctima por accidente de moto ocurrido en poco más de una semana. En lo que va del año son 3 los jóvenes que han perdido la vida en accidentes con motos.

Haciendo la salvedad de las circunstancias en que ocurrieron estas muertes, el intendente César Abdala sostuvo que es una problemática de hace años la circulación de motos.

Apelan a la responsabilidad

“El casco ni lo llevan”, sentenció el intendente, quien consultado por Puntal señaló que desde hace 6 años que asumió viene insistiendo sobre el uso de este elemento de protección.

El mandatario resaltó que son constantes los controles a través de los inspectores de tránsito, como así también de la Policía. Pero dijo en ocasiones los conductores de estos vehículos se fugan, poniendo en riesgo a terceros. “Se escapan subiéndose hasta por las veredas. Nuestra Policía municipal no puede salir a perseguirlos, porque se corre el riesgo de cometer otro accidente”, detalló el intendente.

Asimismo, subrayó que, a pesar de las advertencias y sanciones, hay grupos de motociclistas que recorren la avenida Independencia o utilizan la calle Moreira para “hacer willy con la moto”.

“Los chicos hacen willy en las calles, las madres llevan tres o cuatro chicos en sus motos sin cascos”, mencionó Abdala.

Sobre la última arteria, hoy convertida en un camino de conexión entre rutas, el tránsito pesado es constante y muchos jóvenes usan el lugar para hacer piruetas en moto.

“Otra cosa: hay mujeres que van con dos o tres chicos a llevarlos a la escuela en moto y sin casco”, se lamentó el intendente.

Ayer Abdala mantuvo una reunión con el titular de Tránsito y la Policía en procura de endurecer aún más los controles. Pero asumió que, más allá de las medidas que se puedan aplicar, pasa por la responsabilidad de los ciudadanos y la comunidad. “De la familia, que es la primera que tiene que actuar. Cuando aplicamos multas, vienen los padres a quejarse y buscan culpables en otros”, expresó el intendente.

Al tiempo que dijo que lo que queda es seguir trabajando en prevención y concientización. “Y que se entienda que el uso de casco salva vidas porque, como siempre digo, la cabeza es el paragolpes de las motos”, recalcó.

“No queremos pintar más estrellas”

Por su parte, Analía Vílchez, integrante de Estrellas Amarillas de Laboulaye y mamá de un joven que falleció tras ser atropellado, expuso su preocupación sobre este tema.

Señaló que esperan pronto retomar las charlas de prevención en las escuelas, tal como lo hacían antes de la pandemia.

“El Covid pasó a ser la única preocupación de la sociedad y gobernantes. Esperamos que estas tragedias recientes hagan recapacitar a todos, porque nadie está exento. Y si se pudo evitar no es un accidente”, recalcó Vílchez.

Consultada sobre cuál es el pedido que desde la fundación hacen a las autoridades, precisó: “Que cumplan las funciones de ordenamiento del tránsito a través de más señales en lugares peligrosos, semáforos, cámaras. No descuidar los controles y sanciones efectivas a quienes violan velocidad máxima o usan celular. Y los controles de alcoholemia, ya que comenzaron a funcionar los boliches y las salidas suelen ser caóticas”.

Para finalizar, Vílchez emitió un mensaje a la comunidad diciendo: “No quisiéramos pintar más estrellas”, en referencia al símbolo que recuerda a cada víctima de accidente de tránsito y que hace tan sólo 3 días sumó otra en las calles de la ciudad.