Nacionales | cfk | Quilmes | Presidencia

Cristina reclamó un cambio de rumbo porque "la gente se caga de hambre"

En un mensaje en el que lanzó duras críticas a Milei, afirmó:“Si la población no puede llegar a fin de mes, de qué te sirve la legitimidad”. Aseguró que no hay plan de estabilización y calificó al Presidente de “anarco-colonialista”

La expresidenta Cristina Kirchner reapareció ayer en la escena política con un multitudinario acto en Quilmes, donde lanzó duros cuestionamientos al mandatario Javier Milei y reclamó un cambio de rumbo en el modelo porque "la gente se caga de hambre".

"Si cuando sos gobierno la gente se caga de hambre y no puede llegar a fin de mes, de qué te sirve" la legitimidad, se preguntó la ex jefa de Estado, que dijo que Milei "no tiene plan de estabilización".

Al hacer un análisis de la situación económica actual, expresó: "Por más que el Presidente se enoje y haga caritas, no tiene plan de estabilización, que sí lo tuvo el gobierno anterior, que fue la convertibilidad".

"Es solo un plan de ajuste", aseguró Cristina Kirchner, que al calificar al Presidente dijo que "no es neolilberal" ni "anarco-capitalista", sino "anarco-colonialista".

La exmandataria, en tanto, apuntó también contra el equipo de Milei: "No quiero ser peyorativa, ni mala, pero además de todas esas condiciones (en los 90) había un Congreso, un presidente con un partido político sólido, la CGT, y había un equipo. Cuando uno mira lo que hay hoy en todos los ámbitos… no es que le falta uno para el peso, le faltan, 30, 40 o 50 para el peso, termino elogiando yo al gobierno de (Carlos) Menem, que me echó del bloque".

En un mensaje de una hora, Cristina Kirchner criticó al Gobierno por el trato de la educación pública y negó que durante su gestión se haya "adoctrinado" en las escuelas.

"Si hubiéramos adoctrinado en los colegios, él no sería Presidente. ¿De qué habla este hombre?", remarcó la exmandataria.

A la vez, mostró una filmina sobre los beneficios impositivos que recibió la empresa Mercado Libre, propiedad de Marcos Galperín, y subrayó: "Con esos 103 millones de dólares (de beneficio) nos sobra para pagar los gastos de funcionamiento de las universidades y los hospitales".

"¿Es normal que el más rico tenga estas exenciones?", se preguntó Cristina Kirchner, que también aseguró que el "problema" del presidente Milei es que es "dogmático".

"El problema es que es dogmático y no entiende. Cuando el sombrero no entra, no achique la cabeza, agrande el sombrero y lo vamos a ayudar, porque si le va mal a usted, les va mal a todos los argentinos", enfatizó.

En ese punto, lanzó una advertencia: "Si quieren convertir a la Argentina en un país donde se extraigan sus riquezas, ahí me voy a declarar avatar celeste y azul, como la bandera, para defender a la patria. Avatares, de colonia otra vez, no".

Para Cristina, en la cadena nacional de Milei del lunes (que fue lo que la decidió a hablar en público), "dio pistas" de lo que piensa hacer, al señalar que "la recuperación va a venir de cuatro lugares: petróleo, gas, minería y el campo".

"Nos preanuncia una economía de carácter extractivista. Llevarse todos los recursos naturales, o sea, el precapitalismo. Me hace acordar a la Argentina del Virreinato; más que anarco-capitalismo, suena a anarco-colonialismo y en eso no estamos de acuerdo", destacó.

También ironizó sobre las críticas que le hacían sobre sus "modales", al trazar una comparación irónica con Milei.

"Después de este Presidente, soy la condesa Eugenia de Chikoff", sostuvo.

Cristina Kirchner señaló: "La verdad que no eran los modales, no me jodan más con eso".

Eugenia de Chikoff, conocida popularmente como la condesa de Chikoff, fue una figura emblemática en Argentina, reconocida por su expertise en protocolo, cultura social y buenos modales.

“Esto sirve para reconstruir el país que destruyeron”, replicó el jefe de Estado

Una hora después de que Cristina Kirchner terminara de dar su primer discurso tras la asunción de Javier Milei como presidente, el jefe de Estado apuntó contra la exvice en su cuenta oficial de X: “La gente se caga de hambre porque ustedes durante décadas defendieron un modelo que se basaba en gastar sin límites y falsificar dinero para tapar el agujero. El resultado es un país destruido con 60% de pobres”.

“¿De qué sirve lo que estamos haciendo? Sirve para reconstruir el país que ustedes destruyeron”, sentenció el mandatario. Y luego cerró con su típica frase: “Viva la libertad carajo”.

Otros dirigentes también se pronunciaron sobre el mensaje de Cristina. “¿Vos querés seguir tomando sopa?”, con esta frase, Juan Horacio Zabaleta, exministro de Desarrollo Social de la Nación se expresó en X.

Además, compartió un irónico video en el que se lo puede ver en la cocina, frente a una cacerola, sirviendo sopa en un plato y preguntándole a una señora mayor si quiere más. A lo que la señora le responde con un “no” rotundo.

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, también criticó a Cristina y publicó en X: "Otra vez sopa!!!”.