Deportes | Chañares | pandemia | básquet

El Club Chañares de James Craik continúa adelante a pesar de la pandemia

Reinventarse. Chañares, a pesar del contexto adverso se las rebusca para seguir con energías y objetivos para el futuro. "En abril terminamos la obra del piso de parquet, está sin uso", comentó el entrenador, Guille Gazzera

Si algo ha dejado de positivo la pandemia fue cómo los clubes y sus actores principales se rompen la cabeza para seguir con energías y no perder la pasión, el compromiso y el amor por la actividad.

El Club Chañares de James Craik es una fiel muestra de ello. Los entrenadores y jugadores no han bajado los brazos a pesar del contexto.

El básquet se ve en la difícil situación de estar en suspenso.

Puntal Villa María dialogó con el entrenador de los planteles femeninos Guillermo Gazzera, que sobre la situación que vive el club, expresó: “En el club se han hecho unos arreglos. Realizamos el piso de parquet nuevo, que no se ha podido usar. El mismo se terminó en los primeros días de abril.

Además se cuenta con un estadio muy lindo, han creado una entrada nueva en el lugar.

Hoy está todo parado, nadie sabe cómo va a seguir y de qué manera se podrá volver.

-¿Alguna novedad de cómo van a seguir una vez finalizada la pandemia?

-Estuve hablando con el presidente Diego Gerbaudo, de la Asociación de Oliva, y me comentó que, de parar esta pandemia, para los próximos meses la idea es hacer un campeonato que dure todo el verano (noviembre, diciembre, enero y febrero), cuyo objetivo es estimular y empezar a tener sólo competencia local desde el certamen asociativo, pero son ideas, ojalá que se puedan concretar.

-¿Cómo se sigue trabajando con las categorías del club?

-Se sigue como se puede, estamos haciendo cursos de capacitaciones de manera on line, cursos por zoom, vamos viendo material en base a las actividades y ejercicios que los chicos pueden hacer.

chañeres fem u17.jpg

-¿Está de acuerdo con la enseñanza virtual en esta época?

-No estoy de acuerdo porque es muy diferente y no tiene el mismo ritmo que hacerlo en la cancha, pero es lo que hoy en día nos toca por el coronavirus.

-¿Qué le deja esta situación que vive el mundo respecto a la pandemia?

Particularmente considero que más allá de que uno pueda enseñar en un vídeo o pantalla, el básquet como cualquier tipo de deporte es una cuestión práctica, hay que enseñarlo en el momento, uno puede hacer lectura de táctica y de cómo defender, pero en la cancha se debe demostrar.

En este momento nuestras jugadoras y jugadores tienen muchas ganas de hacer básquet, pero los motiva el volver a las canchas y al club.

Los deportitas y entrenadores están deseosos de volver a su habitat. El basquet aún no ha tenido la flexibilización que sí les tocó a otras disciplinas y por ahora debe seguir esperando con responsabilidad las autorizaciones correspondientes para regresar.

Por lo pronto, en el Club Chañares tienen un hermoso propósito para la vuelta. Un nuevo piso, entre otras obras, los espera.

Lo que se lee ahora
las más leídas