Villa María | chicos | escuela | alumnos

La Escuela Padre Hugo Salvato compartió sus cartas con los ciclistas de Cruces por la Educación

El establecimiento local fue elegido para ser parte de esta travesía que realizan seis amigos recorriendo el país. En cada parada, interactúan con los alumnos preguntándoles qué les gustaría ser cuando sean grandes y qué Argentina sueñan si fueran presidentes

La Escuela Padre Hugo Salvato fue seleccionada para ser parte de Cruces por la Educación.

Se trata de una iniciativa llevada a cabo por seis amigos cordobeses que trasladan cartas de una escuela a otra en diferentes puntos de la Argentina.

La particularidad es que lo hacen en bicicleta con la intención de reflejarles a los niños que los objetivos pueden cumplirse con esfuerzo. Además, motorizan a la educación como una herramienta clave en el desarrollo personal.

La estrategia consiste en que los alumnos preparen sus cartas respondiendo las preguntas “¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?” y “ ¿Qué Argentina soñás si fueras presidente?”.

Al llegar a los establecimientos educativos, los seis interactúan con los chicos, cada uno responde las preguntas y luego hacen entrega de las cartas que provienen de diferentes partes del país.

La directora de la Escuela Padre Hugo Salvato, Nancy Medrano, aseguró: “Fue una experiencia muy agradable. Los chicos estaban chochos porque ellos les contaron historias resaltando el valor de la educación”.

En torno a cómo fue el intercambio de los ciclistas con los chicos, manifestó: “Muy valorable el trabajo de ellos. Sé que son todos profesionales de diferentes áreas pero parecían docentes por cómo se daba la interacción con los chicos”.

Jornada

La directora de la institución local comentó que días atrás le avisaron desde intendencia que la escuela había sido elegida para ser parte de la iniciativa.

“A partir de ahí empezamos a trabajar en las cartas desde lo pedagógico”, destacó Medrano y remarcó: “Los chicos estuvieron viendo el formato y comenzó el entusiasmo respecto a que las cartas iban a ser leídas por estudiantes oriundos de otras partes del país”. En torno a la escritura, dio a conocer que fue una actividad que los alumnos “hicieron con mucho gusto”.

Sobre el proceso, precisó que en el primer día hicieron unos borradores, luego las pasaron en limpio. Para finalizar, indicó que agregaron dibujos y diferentes elementos que permitieron que sean agradables a la vista de quien lee.

“Llegaron a las 9 y fue un momento hermoso. La gente, muy predispuesta; eran seis ciclistas muy predispuestos a interactuar con los chicos”, garantizó la directora.

Sobre la jornada, describió que hicieron juegos, empezaron a contestar qué les gustaría ser cuando sean grandes y qué Argentina sueñan si fueran presidentes. “Fue un momento muy agradable”, remarcó.

Los seis ciclistas, contó Medrano, partieron a las 10.15 tras haber sido despedidos mediante un juego colaborativo en el que se trabajó la unión y cooperación.

La entrevistada afirmó que las actividades fueron llevadas a cabo en el patio del colegio, cumpliéndose todos los protocolos con el fin de que puedan participar todos los estudiantes del turno mañana.

Cartas

La directora señaló que las cartas fueron escritas por los estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado.

Asimismo, reveló que los mensajes fueron entregados al finalizar la jornada, junto con otros escritos de escuelas de la región.

Luego los ciclistas hicieron entrega de las postales de otros alumnos de diferentes partes del país.

“Cuando se fueron, repartimos las cartas. Los chicos estaban encantadísimos de leerlas porque había cartas de Mendoza, San Luis y Las Sierras”, expresó Medrano con alegría y agregó: “Iban leyendo las cartas y las compartían”.

Al respecto, remarcó: “Fue una experiencia muy linda con un sentido pedagógico, el hecho de escribir un texto, con un incentivo los movilizó. Además que se pudieran contactar con chicos de su edad por fuera de la virtualidad”.

Para finalizar, mencionó que os chicos pudieron ver que la tecnología acorta distancias pero que también es posible “comunicarse con personas de diferentes partes del país mediante un papel”.