Deportes | chicos | jugar | entrenar

"Los pibes necesitan disfrutar"

Silvio Munch estimó: "En Asociación Española nos interesa que aprendan a jugar, que crezcan e incorporen conceptos, pero que también se diviertan. Nadie fue mejor jugador por salir campeón en el baby fútbol"

Con fecha confirmada de regreso de los torneos infantiles de la Liga mayor y de la Liga de baby fútbol, Silvio Munch junto con el profesor Lucas Heredia dirigen a los niños de Asociación Española.

El exarquero comentó: “Estamos en una institución que ordenada y responsablemente se predispuso a cumplir cada norma. Cuando hubo que permanecer con el club cerrado se cumplió y cuando se habilitó para entrenar pensamos en la necesidad de los niños por hacer deporte. Siempre respetando los protocolos, practicamos en tiempo y forma”.

La Liga mayor confirmó su regreso para el 21, mientras que la Liga de baby fútbol lo hará una semana antes y emitió el siguiente comunicado:

“Los días domingo 15 y lunes 16 de agosto retorna el torneo de la Liga Villamariense de Baby Fútbol.

Se continuará con los campeonatos ya comenzados, tanto para niños como niñas. Quienes concurran a las canchas deberán presentar el carnet de vacunación y DNI correspondiente, donde conste haber recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19. Aprovechemos esta posibilidad y empecemos a disfrutar la vuelta del Baby, la vuelta a la alegría los fines de semana. ¡Estábamos ansiosos esperando este momento!”.

El regreso de Española

El técnico Silvio Munch manifestó: “Es un año complicado para todos. Se empezó y se cortó. En nuestro caso, volvimos y se volvió a cortar. Ahora esperemos tener la continuidad deseada”.

Estimó que “son chicos (dirige pibes de 5 a 12 años) y no les cuesta tanto como a los grandes”.

Remarcó: “Debo refrescar esos conceptos que venían asimilando e incorporando y se pueden haber perdido en mayor o menor medida. Hay que empezar de nuevo, practicar y encaminar ese progreso semanal que tienen los chicos a esta edad. Se produjo un parate y eso condujo a un estancamiento. Hay que empezar a crecer nuevamente”.

Resaltó: “Todos estamos en la misma situación. Tenemos que adaptarnos a esta situación de pandemia. Es lógico señalar que fue muy contraproducente estar tantos meses sin hacer nada para los chicos. Hay que trabajar en la parte futbolística y psicológica”.

Apuntó: “Nos cuesta a los grandes, más a los chicos poder ubicarse en este contexto. Manejamos la situación con máximos cuidados y adaptándonos para ir volviendo lentamente a la normalidad”.

Aseguró: “Manejamos los tiempos con los padres. Al no tener competencia, no hay como comprometer al chico. Con competición es otra cosa. Ya volvieron todos los jugadores del club, se sumaron varios”.

Explicó que “se entrena para jugar. Es difícil cuando no se juega, porque no hay compromiso. Pero ahora que vuelve la competencia el pibe y los padres saben que, si no entrenan, no juegan”.

“No se produjo deserción”

Munch resaltó que “es muy positivo no haber sufrido deserción”.

Sostuvo: “Hubo un alto índice de presentismo desde que se habilitó para entrenar. El chico viene a disfrutar y en Española intentamos que aprenda, cree hábitos, pero también que se divierta. Ese combo debe ser completo”.

Resaltó: “En las prácticas que hacemos se busca que el chico aprenda a jugar. Pero ese aprendizaje no debe ser forzado. El chico volvió y se sintió feliz al reencontrarse con sus amigos y realizar el deporte que le gusta”.

Explicó: “Nadie dejó. Lamento que no tenemos tantos lugares disponibles porque hubo demanda de chicos que se quisieron sumar. No es una escuelita y están armados los planteles. Trabajamos con los chicos que van a competir”.

Señaló que “algunos pibes se incorporaron, pero los campeonatos ya estaban empezados y continuarán en ambas ligas”.

Al respecto explicó: “Los campeonatos siguen su formato original. Quizás los calendarios no alcancen para los dos torneos anuales, pero por lo pronto tenemos un fixture que se respetará”.

Cambiar el calendario

Munch aclaró que “sería una buena alternativa probar un cambio en el calendario, para que el parate no se produzca en verano, sino en invierno”.

Confesó que “en invierno hace mucho frío a las 18 cuando baja el sol y los chicos se van a las 21. La gente elige ir a la cancha en verano, primavera y otoño. Lo mismo ocurre con el jugador para entrenar”.

Destacó que “se debería estudiar parar cuando hace frío. Vacaciones se toman algunos y un par de semanas. Jugar con temperaturas agradables es diferente”.

Añadió: “He jugado al fútbol y en invierno no te dan ganas ni de cambiarte para entrenar”.

Indicó: “La pandemia puede servirnos para probar. Hay gente que cambió sus hábitos de vida para bien, en cuanto horarios y salidas. Se puede replantear. Cuando hace tanto frío, hasta te quita el entusiasmo para entrenar”.

Sin presión en el aprendizaje

Reseñó que “el chico debe estar bien atendido para aprender. No sirve cuando hay superpoblación de chicos, o cuando no hay materiales o no hay profesores”.

Explicó que “en Española se trabaja con mucho orden para que el chico salga beneficiado y aprenda”.

Consideró que “el torneo infantil de la Liga nació por imposición y se cometieron errores. Hoy se organizó mejor y los clubes pueden jugar con los mismos planteles del baby, más los que se sumen. Es bueno porque se va rotando el grupo y no hay sobrecarga”.

Indicó que “los que menos minutos tienen en el baby los domingos suman en el torneo infantil los sábados”.

Por último, dijo: “No se cansan y disfrutan. Los chicos tienen que jugar siempre. Nadie debe quedar en el banco. Hay que despojarlos de presión, enseñarles y jugar los mismos minutos de competencia”.

Por último, dijo: “Los chicos lloraban cuando perdían. Les pedí que salgan de las canchas cantando y abrazados, así ganen o pierdan. Nadie fue mejor jugador por salir campeón en el baby fútbol”.