Internacionales | China | Rusia | Ucrania

China negó que haya enviado armas a Rusia

El embajador de China en Estados Unidos, Qin Gang, dijo ayer que su país no envió armas a Rusia para usarlas en Ucrania, pero no descartó la posibilidad de que lo haga en un futuro próximo.

"Hay desinformación acerca de que China brinda asistencia militar a Rusia, lo rechazamos", dijo el diplomático cuando se le preguntó en la televisora CBS si China podría enviar dinero o armas a Rusia.

"Lo que China está haciendo es enviar alimentos, medicinas, sacos de dormir y fórmulas para bebés, no armas ni municiones a ninguna de las partes", aclaró el representante, informó la agencia AFP.

Consultado sobre por qué China no condena la guerra en Ucrania como una "invasión", el diplomático respondió: “No hay que ser ingenuo. La condena no resuelve el problema”.

El funcionario dijo también que el presidente chino, Xi Jinping, le pidió a su par ruso, Vladimir Putin, que “piense en reanudar las conversaciones de paz”.

En una larga llamada telefónica el viernes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió a su homólogo chino que habría "consecuencias" para Beijing si brindaba apoyo material a Moscú en la guerra en Ucrania.

China se resistió hasta ahora a criticar a su aliado ruso por la invasión de Ucrania, a pesar de la insistencia de funcionarios estadounidenses, británicos y otros en ese sentido.

Qin aseguró que su país continúa "promoviendo conversaciones de paz e instando a un alto el fuego inmediato".

El tipo de condena pública a Rusia promovida por muchos en Occidente "no ayuda", dijo.

"Necesitamos razón, necesitamos coraje y necesitamos buena diplomacia", justificó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China aseguró que las potencias de Occidente deben tener en cuenta las preocupaciones de seguridad de Rusia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, apoyó ayer los llamados para que China se sume a la condena de la invasión rusa.

"A medida que pasa el tiempo y aumenta el número de atrocidades rusas, creo que se vuelve cada vez más difícil y políticamente vergonzoso para las personas, ya sea activa o pasivamente, tolerar la invasión de Putin", afirmó Johnson al diario Sunday Times.