Internacionales | China | casos | cuarentena

China ordena la mayor cuarentena desde el inicio de la pandemia

La capital comercial de China, Shangai, registró 2.631 nuevos casos asintomáticos, lo que representó casi el 60 por ciento del total de casos del país

Autoridades sanitarias de China ordenaron una gigantesca cuarentena en Shangai, la ciudad más grande del país, ante un importante rebrote de casos de coronavirus.

Anteriormente, los funcionarios se habían resistido a las medidas de confinamiento para evitar desestabilizar la economía.

Shangai, con 25 millones de habitantes, registró 2.631 nuevos casos asintomáticos, lo que representó casi el 60% del total de casos de China; mientras que 47 fueron los nuevos contagios con síntomas, lo que significó su mayor número diario desde que inició la pandemia.

El confinamiento se llevará a cabo en dos etapas: en el lado este de la ciudad, comenzará este lunes y continuará hasta el 1 de abril; mientras que en el lado oeste, será del 1 al 5 de abril.

El transporte público estará suspendido, mientras que las empresas y fábricas deberán detener sus operaciones o trabajar de forma remota. Además, instalaron barreras de división en la ciudad para más control y advirtieron que realizarán pruebas de COVID-19 a cada habitante.

Al respecto, el gobierno de la ciudad publicó instrucciones en su cuenta de WeChat y pidió al público "apoyar, comprender y cooperar con el trabajo de prevención y control de epidemias de la ciudad", reproduce el sitio de BBC.

Shangai es considerada como la capital comercial de China, además de ser la ciudad más populosa.

Por esa razón, las áreas afectadas alarman a las autoridades porque buscan evitar una desestabilización en la economía.

En esa línea, mencionaron que el puerto y el centro financiero ubicado al este de China tienen que seguir funcionando por el bien de la economía.

Es por eso que, con esta cuarentena escalonada, buscan que la mitad de la ciudad siga activa.

Anteriormente, las autoridades tomaron medidas similares en Shenzhen, la ciudad sureña con 17 millones de habitantes y fronteriza con Hong Kong, la cual realizó este mismo tipo de confinamiento temporal hace 10 días y fue reabierta parcialmente el lunes pasado.