A pocos días de finalizar la campaña electoral, las distintas fuerzas políticas utilizan las redes para dar a conocer propuestas y proyectos.

Sobre el tema, el licenciado en Ciencias de la Comunicación y actual Secretario de Comunicación del Gobierno de la Provincia de Córdoba Marcos Bovo, analizó el contexto.

“En términos comunicacionales, este contexto de pandemia exacerbó un proceso de virtualización y digitalización de las campañas políticas, el cual que se viene cristalizando en el mundo, en nuestro país y en nuestros entornos cercanos a partir de la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en el entramado de las relaciones sociales”, expresó.

“La comunicación política, como así también cada una de las acciones y prácticas que desarrollamos como actores sociales, ha experimentado grandes cambios cada vez que una nueva herramienta la atraviesa y la condiciona”, explicó Bovo.

En esa línea, analizó: “Aquella modificación del esquema comunicacional que algunos comunicadores reseñaron como el paso de la “Plaza a la Platea” en virtud de la influencia de la televisión en los procesos electorales desde la década del 70 en adelante, hoy se ha visto determinado por un nuevo formato, cuali y cuantitativo, que agrega a este sistema una nueva instancia, la cual podríamos definir como el salto de “la Plaza a la Platea y de esta a los dispositivos móviles”.

“Esto implica pensar la comunicación, con las buenas prácticas de siempre, pero pensada estratégicamente para los nuevos públicos, los cuales interactúan con el mensaje, no ya desde su rol de meros receptores pasivos, sino como sujetos participantes, que modifican, enriquecen y producen sus propios mensajes”, completó.

Por último, el funcionario provincial agregó: “De todas maneras, en un escenario cada vez más tecnológico se impone la necesidad de humanizar la comunicación, atendiendo las demandas y necesidades de los vecinos; tendiendo puentes de acompañamiento y cercanía, los cuales se consolidan y fortalecen a través del diálogo directo, la escucha activa y el contacto personal en el territorio”, dijo.

Y agregó: “Ambos sistemas deben coexistir, y esto ha sido característica distintiva de nuestro espacio político durante todos estos años”, culminó.