Nacionales | ciento | precios | menor

Expendedores atribuyen la baja en la venta de combustibles a la menor actividad y movilidad

Señalaron que los precios crecieron por debajo de la inflación en 2020

El titular de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellano, indicó ayer que el combustible aumentó en 2020 por debajo de la inflación y sostuvo que la merma del consumo en el sector no se debe a los incrementos de precios, sino a la menor actividad económica y las restricciones en movilidad.

La petrolera YPF aplicó ayer un ajuste del 3,5% promedio en los precios de sus combustibles, con lo que ya se aplicaron dos subas en lo que va de enero.

Castellano sostuvo que este año se debe "ver cómo evoluciona el importe total respecto de la inflación", dado que a lo largo de 2020 "el aumento final fue inferior casi en diez puntos al índice inflacionario".

Una caída de hasta 30%

"Lo que realmente impacta en la venta de las estaciones de servicio no es el precio, sino las restricciones en movilidad y la menor actividad económica", subrayó y estimó que el consumo del sector se encuentra "un 25 y hasta un 30 por ciento por debajo de las ventas habituales".

"No creo que esta suba en particular vaya a variar mucho en esta situación", enfatizó.

El titular la cámara analizó que el incremento de este fin de semana responde a la actualización de impuestos del segmento y en ese caso "la incidencia es del 1,7 por ciento, mientras que el resto es un aumento del producto".

"Cada tres meses, por ley, se ajusta el importe de los impuestos", recordó y anticipó que también se dará una "recuperación gradual del precio de los biocombustibles".

En declaraciones al canal de cables TN, aclaró que "lo que determina el precio de la nafta no es una paridad directa con el dólar".

Varias causas

"Incide el precio del petróleo, el tipo de cambio, los biocombustibles y la carga impositiva. Eso puede coincidir o no con el valor del dólar", argumentó.

Durante la primera semana de enero la petrolera estatal había aumentado sus productos un 2,9 por ciento para trasladar a los surtidores los avances en los precios de los biocombustibles, con lo cual durante los primeros quince días del corriente año los combustibles ya se incrementaron un 6,5 por ciento.