Río Cuarto | ciento | Córdoba | informe

Los alimentos cerraron el 2020 casi un 9% por encima de la inflación

Según un informe del Centro de Almaceneros de Córdoba, fueron los que más aumentaron, con un acumulado del 43,85% en el año. Se estima que el alza general de precios fue del 35%. Las carnes, las que más subieron.

A lo largo del año pasado, el precio de los alimentos tuvo una suba acumulada del 43,85 por ciento, casi 9 puntos por encima de la inflación total de 2020 en el país, que se estima en el 35 por ciento. Así lo indica el último informe del Centro de Almaceneros de Córdoba, en base a un relevamiento sobre 1.500 comercios de diferente escala en la capital y el interior provincial.

En un año fuertemente golpeado por la pandemia del coronavirus, cuando una parte importante de la población vio sus ingresos reducidos y se evidenció una caída en el consumo, la canasta básica alimentaria no dejó nunca de subir y la tendencia se aceleró sobre el final.

Sobre este punto, el informe detalla que el 16,8 por ciento de las familias consultadas para el relevamiento sufrió la pérdida total de su principal fuente de ingresos. Con menor grado de afectación, el 32 por ciento de los hogares señaló que las entradas de dinero cayeron durante el año pasado entre un 50 y un 100 por ciento y el 37,2 por ciento tuvo una merma mínima en sus haberes o hasta un 49 por ciento.

En diciembre de 2020, el costo de los alimentos tuvo en Córdoba el mayor porcentaje de aumento. Esa tendencia ya se había perfilado en noviembre, cuando los aumentos de precios alcanzaron los 4,21 puntos porcentuales y significa que la inflación de la canasta básica se profundizó sobre el final del año.

Además, el informe de los Almaceneros se apoya en una base de 900 consultas de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) realizadas en Córdoba capital, Gran Córdoba y las principales ciudades del interior provincial.

El 55% necesitó ayuda

Con el cruzamiento de esos datos, lograron determinar que el 32,6 por ciento de los hogares cordobeses consultados no alcanzó a comprar la totalidad de los 60 productos de la canasta básica alimentaria durante el mes de diciembre del año pasado.

Por otro lado, el 55,75 por ciento de las familias que sí lograron acceder a los artículos básicos de alimentación lo hicieron gracias al aporte de alguno de los niveles del Estado, a través de la Asignación Universal Por Hijo, Tarjeta Alimentar, Tarjeta Social de la Provincia u otros programas asistenciales similares.

“La Seguridad Alimentaria, durante el 2020, fue en gran parte garantizada por la asistencia estatal; sin embargo, el incremento de la pobreza e indigencia, con mayor implicancia en el rango etario infantil y el retiro abrupto de uno de los principales sostenes de la alimentación, como lo fue el Ingreso Familiar de Emergencia (que no pudo suplirse en totalidad con desembolsos extras y eventuales tanto en la Asignación Universal por Hijo, Tarjeta Alimentar) pone en severo riesgo la posibilidad de miles de familias de abastecerse de los recursos alimentarios básicos”, señala el informe del Centro de Almaceneros de Córdoba.

Atraso con las cuentas

Dentro del mismo ámbito, el estudio indica que el 41,75 por ciento de las familias no logró cubrir en su totalidad los gastos corrientes de diciembre pasado.

Por otro lado, el 27,5 por ciento de los hogares que sí lograron pagar todas sus cuentas durante el mes pasado tuvieron que acudir a tarjetas de crédito, mientras que otro grupo que representa al 11,5 por ciento de los consultados se valió de préstamos bancarios o personales y un 5 por ciento utilizó la modalidad de financiación comercial o empresarial.