Villa María | cine | Villa María | vacaciones

Cristina Ateca: "La gente tenía muchísimas ganas de ir al cine"

La encargada del espacio cinematográfico de Villa María se refirió al regreso de la actividad y la diversidad de horarios, que van desde el mediodía hasta las 22 horas; además señaló que la franja etaria de público no supera los 50 años

Desde que el Gobierno provincial anunció el regreso de las salas de cine el último 9 de julio tras el cierre por las restricciones por el coronavirus, el espacio cinematográfico, Sud Cinemas de Villa María, no ha parado de tener funciones.

En el marco de los anuncios que se dieron por las vacaciones de invierno, los cines fueron incluidos en el rubro de actividades culturales y recreativas, junto con los teatros y los museos. La vuelta ha sido con un aforo del 40% en la ciudad.

En las salas de Villa María hay puestos de higienización, en lugares visibles e identificados. Además, los espectadores cuentan con información visible sobre las medidas de distanciamiento.

Otra de las cuestiones de la nueva normalidad para ir al cine es que El protocolo también establece que las entradas deberán ser adquiridas por el público de manera virtual con anterioridad a la función.

Para el ingreso se "procurará evitar" el uso de papel previendo la exhibición del pase en un teléfono celular o el escaneo del Código QR. El expendio presencial de entradas "solo será de excepción" y en tal caso, piden fomentar el pago con medios electrónicos a fin de reducir el uso de dinero en efectivo.

Como regla general, se utilizan las filas de butacas de manera intercaladas (una fila ocupada por una fila sin ocupar) y en las filas ocupadas, una butaca ocupada por cada dos libres a ambos costados.

Sin embargo, los asistentes pueden ir en "burbujas sociales" de hasta seis personas, cuyos integrantes pueden ser ubicados en butacas contiguas. La separación mínima entre estas “burbujas sociales” es de 2 butacas libres y se deben utilizar barbijos durante todo momento dentro del espacio.

Además, está prohibida la permanencia del público en espacios comunes.

Cristina Ateca, quien está en la conducción del espacio cinematográfico de Villa María, dialogó con Puntal Villa María y sostuvo que: “Estamos trabajando, el sector ha sido sumamente golpeado, permaneció sin actividad por 15 meses sin poder reinventarse como sí han podido otros sectores, fuimos los primeros en cerrar y los últimos en abrir”.

Sobre la nueva apertura y las vacaciones de invierno Ateca comentó: “La gente tenía muchas ganas de cine y regresamos con muchos estrenos, y ademas muchísimos horarios, comenzamos a las 12 del mediodía hasta las 21:50 que es la última función”.

El abanico y las propuestas son enormes y la opción del cine, sin distinción de edad siempre es una muy buena alternativa.

La situación sanitaria de público conocimiento también ha sido un freno para muchas personas y respecto a la franja etaria que concurre al espacio puntualizó: “El público que concurre a nuestras salas no supera la franja de los 45/50 años”.

- Más allá de los protocolos que tienen que cumplir para abrir las salas por requerimientos gubernamentales, ¿cómo ha notado a la gente a la hora de concurrir a las salas?

-El público está dividido, hay gente que respeta y gente que no. Las butacas están señalizadas y la gente corta los precintos y sogas para sentarse todos juntos. Cuesta hacer entender el distanciamiento para entrar y salir.

está todo debidamente señalizado inclusive con un spot que se difunde todo el tiempo en el hall y en las salas antes de cada película.

-Dentro del público que regresó al cine, ¿qué género es el que más ha vendido?

- Los títulos de acción o de terror son los más elegidos hasta el momento y los que mayor preferencia han tenido.

-¿Cómo ha sido la adaptación a los cambios en los horarios?

- Sí, los horarios se van modificando semanalmente de acuerdo a la programación y las medidas de la ciudad manteniendo todos los protocolos. Ahora en vacaciones estamos desde las 11 de la mañana atendiendo al público hasta las 22.

-¿Influye en el público que va al cine el cierre de los negocios del centro comercial?

-No, no influye en el cine, nunca lo fue, ni cuando estaban todos los negocios abiertos.

Para finalizar, Ateca sostuvo que: “el mayor anhelo es poder seguir trabajando y que se pueda aumentar el aforo. Somos 15 familias que dependen de nuestro trabajo. Ojalá todo esto termine pronto y podamos disfrutar, mientras tanto a seguir cuidandose”.