Villa María | ciudad | PRO | Villa María

Desde el PRO Villa María generaron una mesa de pensamiento político por "la ciudad que queremos"

Se desarrolló una mesa de pensamiento político a la que concurrieron profesionales de la ciudad para intercambiar ideas sobre las problemáticas de Villa María

Durante una reunión descontracturada, que duró 3 horas, el pasado sábado 04 de junio, el PRO Villa María organizó en el Sport Social Club un evento para trabajar y escuchar las ideas de cada uno de los invitados en sus diferentes áreas, especialidades y expertise.

La charla fue iniciada por el actual legislador provincial por el PRO, Darío Capitani. En sus primeras palabras destacó que el propósito del encuentro era el de “planificar y soñar con esa ciudad que todos deseamos, y tiene que ver con el diagnóstico político que estamos llevando adelante”.

Además, agregó: “Sabemos que en el proceso de gestión en todos los órdenes, -nacional, provincial y municipal-, hay un gran descontento de la comunidad en todos los estamentos que tienen que ver con la realidad política que se vive, y no sólo con la económica”.

El funcionario explicó que se intentan periódicamente generar estas mesas de pensamiento político para escuchar las diferentes voces de los profesionales de la ciudad, destacando que, “tenemos como firme propósito poner en agenda de discusión las problemáticas de la ciudad”.

“Nuestro objetivo es diseñar ese trabajo estructural en Villa María con toda la sociedad”. Sin embargo, Capitani aclaró: “No es el tema del día hablar de candidaturas, ni del acomodamiento de la dirigencia política”.

Finalmente, antes de dar paso a los invitados que quisieran tomar la palabra, enfatizó: “Hoy la ciudad vive un proceso de descontento en relación a la gestión local. Hay una creciente opinión en la mayoría de los villamarienses con un deseo de cambio, que tiene que ver con sustentos reales que son el inicio del fin de una curva de los últimos 22 años de esta gestión”.

Ronda de discursos

El primero en animarse a tomar el micrófono para romper el hielo, fue Rodolfo Banchio, creador y fundador del actual Parque Industrial y Tecnológico de la ciudad y habló sobre la falta de normas modernas en el Estado. Además de nombrar su recorrido por el sector.

“No serviría de nada tener una excelente ciudad, en un país que se cae”, fue una de sus frases más destacadas. También hizo hincapié en que es fundamental que para que los gobiernos se conviertan en creíbles, tengan valores, y por supuesto, en que se debe tener una participación activa en todas las áreas de la ciudad.

Por su parte, el actual profesor de filosofía de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), Carlos Daniel Lasa, comentó que bajo su percepción el problema de la sociedad está en “no advertir la crisis”. En este sentido, acentuó que se trata de una cuestión cultural argentina.

“El legislador está modelando un tipo de hombre”, aseveró el doctor, y añadió que hay un problema de ser y del ejemplo de los gobernantes en una “democracia representativa”.

Desde otro sector totalmente diferente, representando a la marca Tonadita, Gustavo Piazza, compartió con los demás invitados la idea de formar equipos de trabajo, y entre ellos, tener en cuenta la inclusión. Su justificación fue que por experiencias personales, muchas familias se muestran preocupadas de qué harán sus hijos con discapacidad cuando ellos (sus padres) ya no estén.

En este sentido, recalcó que el 2 por ciento de los empleados de su planta son personas con discapacidad, con todas las normas que incluye realizar productos dentro de la cadena alimentaria. Bajo este sustento, indicó que si en un ámbito tan riguroso se puede integrar, significa que en cualquier lugar se les puede dar la posibilidad de incluirlos laboralmente.

La Educación en Primer Plano

La profesional, María Cristina Martín, docente, abocada a la integración en el sistema educativo de niños y adolescentes con discapacidad, puso un la mesa un ejemplo muy sencillo que logró concretar las ideas de las que se estuvieron hablando a lo largo del evento.

En la oportunidad, destacó que hay muchos padres con hijos con discapacidades motrices que deben usar sillas de ruedas y no hay rampas en la ciudad. Más allá del hecho de que muchos villamarienses estacionan sobre ellas, muchas están rotas, o simplemente en algunas cuadras no existen.

Las veredas están rotas, y no hay manera de cruzar de una cuadra a la otra con una silla de ruedas o un cochecito para bebés. “Así se sienten los papás cuando la prioridad fue la plaza Centenario”, explicó, cuando hay cosas elementales que pueden resolverse de manera simple y están expuestas a la vista de toda la sociedad.

Por otro parte, Tamara Villarreal, está involucrada en el área de educación de barrios periféricos, y comentó que los adolescentes no encuentran motivación para ir al colegio.

“Mucha gente ha perdido el hábito del trabajo”, destacó, cuando detalló una experiencia particular de niños que cuentan que sus papás ni abuelos trabajan porque comen “de lo que cobran en el cajero” (refiriéndose a los planes sociales), y que con eso ya es suficiente.

Además, Villarreal enfatizó que los Centros Vecinales están en situaciones críticas, y que se debe “empezar el cambio desde nuestro barrio”, porque así, se logrará el cambio en toda la ciudad.

El doctor Risso, desde su punto de vista manifestó que es una tarea municipal que los chicos vayan a la escuela. “Se habló también del tema drogadicción, y que los chicos sean detectados y se les de la asistencia correspondiente es necesario, pero de nada sirve que vayamos a buscarlos si no combatimos los lugares de ventas de drogas y eso no depende sólo de la educación sino también de la seguridad”, concluyó.

El equipo del PRO

La abogada y además concejal del PRO Villa María, Natalia González, también tuvo la oportunidad de tomar la palabra y expresó:“Menciono palabras que rescato de todos los disertantes y que además enarbolamos en nuestro espacio. Los valores democráticos y sociales, la cultura y la educación, el hábito del trabajo, de la participación ciudadana, trabajar la drogadicción con los jóvenes y la inclusión social. Las problemáticas de nuestra sociedad son muy diversas y complejas y no podemos tratarlas en compartimentos estancos”.

“Destaco la diversidad de esta gran mesa, de profesiones, de edades, y es con todos ustedes que queremos empezar a diseñar esta política y esta ciudad que queremos y que caminamos cada día visitando a cada vecino. Para nosotros es un aprendizaje, apostamos a la escucha activa y además nos conmueven muchas realidades que queremos cambiar a través de nuestra función”, refirió González.

Por su parte, Carlos Primo, también concejal del partido, planteó que el desafío actual es canalizar la queja vecinal que “provoque el cambio cultural”, tal como lo anunciaba Lasa minutos antes. En relación a esto, indicó que esos valores que se intentan recuperar en algún momento estuvieron, y también en algún momento se fueron.

Además, motivó a comprometerse a tener más de estas mesas de pensamiento político, empezando el cambio de abajo hacia arriba.

En su momento, la concejal y abogada Karina Bruno tomó el micrófono y en su discurso comenzó diciendo: “Yo creo que hay que volver a dotar a los Centros Vecinales de la razón social que tienen. Hoy ni siquiera son un canal para las problemáticas del barrio. Debemos volver a que el municipio tenga el rol que debe tener, que es atender las cosas cotidianas de la gente, más allá de la proyección, de la planificación y las grandes obras”.

“Hoy tenemos muchísima oferta educativa comparada a 30 años atrás, pero si no se contrasta con la realidad de los barrios y tenemos que transformar las escuelas públicas en vez de lugares para enseñar en lugares para comer, estamos en un problema como municipio”, sentenció Bruno. En el marco de esta idea, la funcionaria continuó: “Nosotros planteamos volver a las cosas simples porque tiene que ver con resolver lo inmediato”.

Entre los participantes del partido, también se encontraba el médico y titular del circuito del PRO Villa María, Juan Zazzetti, quien remarcó que “hay una diferencia entre un gobierno que quiere hacer lo correcto y otro que no quiere hacer nada”.

El resto de la cabecera de la mesa, se completo con el contador y vocal de Tribunal de Cuentas del PRO Villa María, Miguel Maceda, la abogada Virginia Margaria, y la arquitecta Florencia Costas.

Para culminar el evento que convocó a las mesas de pensamiento político, Darío Capitani sostuvo que “nosotros estamos ofreciendo el espacio de desarrollo” y que se harán periódicamente más eventos de características chicas para convocar a especialistas de cada una de los terrenos y así trabajar de manera más profunda en sus ideas y en las problemáticas que ven en Villa María.

“Nuestro desafío es empezar a coordinar equipos en cada una de las áreas, para planear ideas, previamente a una gestión. Estamos poniendo todo lo que tenemos a disposición para la ciudad que queremos”, concluyó el legislador.

Además, estuvieron presentes Eduardo Livingston, Raúl Franco, Gabriela Porns, Reinaldo Arrascaeta, Viviana Verea, Eduardo Brondello, Martín Chivarello, Stefania Ferreira y Ramiro Loeffen, entre otros profesionales.