ciudad | casos | situación

Rosso insistió en que no descartan retroceder de fase si continúan en ascenso los casos de Covid-19

La mesa epidemiológica analiza la situación sanitaria actual del conglomerado Villa María-Villa Nueva y el incremento en la cantidad de casos ocurrido en los últimos días

Las ciudades de Villa María y Villa Nueva analizan retroceder de fase ante el incremento de casos de Covid-19 positivos y el incumplimiento de las medidas sanitarias que se observaron en ambas ciudades que conforman el conglomerado.

En ese sentido, Rosso apuntó a la suba importante de casos que hubo el fin de semana, más de sesenta entre sábado y domingo, y ante la consulta de una posible vuelta de fase aseguró: “Siempre hay factibilidad de volver hacia atrás, pero esperamos no tener que hacerlo”.

El funcionario agregó: “Las dos intendencias analizamos mucho la situación junto con Sergio Arroyo, director del COE Regional (Centro de Operaciones de Emergencias) y sabemos de la incidencia que tienen ambas villas en este porcentaje de personas o habitantes que nuestra ciudad a través de lo público y privado tiene que atender”.

Rosso precisó que en estos días se están ultimando esfuerzos de cada uno de los villamarienses y villanovenses para poder sostener esta flexibilización que se ha logrado.

A su vez, el mandatario dijo que la situación actual se encuentra dentro de las estadísticas que los infectólogos manifestaban: “Esto es un efecto que ha ocurrido diez días atrás y sabíamos que las reuniones familiares, en combinación con los jóvenes, podían dar continuidad de casos junto con la demanda de infraestructura sanitaria que tenemos y, lamentablemente, 5 fallecimientos”, expresó.

Consultado sobre una posible vuelta de fase ante el aumento de casos, el intendente Pablo Rosso no descartó esa decisión y evidenció que esto significaría disminuir la circulación de personas: “Se evaluará a través de qué medidas estratégicas reducir esa circulación”.

“La intención que tenemos como gestión de gobierno es dar el mayor de los esfuerzos juntos a los vecinos para no retroceder; el escenario es complejo y el margen es prácticamente limitado y eso se debe a que la infrestructura sanitaria que tenemos para responder a nuestra ciudad, a la ciduad de Villa Nueva y a 71 localidades más es una y esta centrada en nuestra ciudad, ya sea en el Hospital Pasteur o en clínicas pirvadas”, finalizó.

Controles sanitarios

En el informe epidemiológico que realiza el Municipio se anunció que desde hoy se reforzarán los controles en zonas comerciales de la ciudad para corroborar el cumplimiento del factor de ocupación y el cumplimiento de distanciamiento, entre otros requisitos establecidos en el protocolo.

El secretario de Gobierno, Asuntos Legales y Seguridad Ciudadana, Eduardo Rodríguez, manifestó que se ha readecuado el cuerpo de inspectores de la ciudad, por lo que las tareas fueron reasignadas.

“Se realizarán, además de los controles habituales, inspecciones de zonas comerciales en distintos horarios del día, no sólo en el centro de la ciudad, sino también en el sector de los bulevares y el sector que se encuentra sobre Avenida Perón”, dijo el funcionario.

Asimismo, Rodriguez aseveró que el objetivo de los controles tiene que ver con recordarles a los vecinos, clientes y comerciantes que hace un tiempo se dictó un decreto que fue ratificado por el Concejo Deliberante: “El mismo impone a los propietarios de los comercios y a la gente en general la obligación de respetar estas normas de bioseguridad que hoy son la gran vacuna o el gran remedio para conbatir la situación epidemiológica que estamos viviendo”, remarcó.

Según afirmó el Municipio, el control se va a centrar en el factor ocupacional de los comercios y controlar que se cumpla el distanciamiento en las colas de espera en el exterior de los comercios, sobre todo en entidades bancarias de la ciudad.

Lo que se lee ahora