Villa María | Clases | Volver | medidas

"Ojalá que todo esto termine y no tengamos que usar más barbijo"

Así lo aseguró Agustín Maffiotti, alumno de quinto grado de la escuela General San Martín, quien se mostró entusiasmado por volver a las clases presenciales. Además, destacó que los protocolos se cumplen y se adaptan a la quinta hora

El día lunes se dio el retorno a las clases presenciales, tras las vacaciones de invierno. Las mismas comenzaron mediante estrictos protocolos sanitarios para evitar contagios de coronavirus.

En Córdoba, las escuelas retomaron la presencialidad de alternancia, con el incremento de una hora más de clase en los niveles primario y secundario.

En ese marco, PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con Agustín Maffiotti, alumno de quinto grado que contó su experiencia de retorno a la presencialidad.

“Justo esta semana nos tocaba la burbuja roja presencial y yo estoy ahí”, dijo el pequeño niño quién se mostró entusiasmado por volver a las aulas después de asistir a clases solo de manera virtual.

En esa línea, el alumno de la escuela General San Martín aseguró que en este comienzo de clases tuvo una hora más de clases, tal como está estipulado para esta segunda parte del año, “antes teníamos clases de 13.30 a 17.30 y ahora tenemos desde las 13 horas a las 18 horas”, explicó Agustín, que se acostumbra al nuevo horario de clases para esta segunda etapa del año escolar.

Sobre la adaptación a las nuevas medidas sanitarias que experimentan las escuelas, Agustín relató que desde que ingresan al establecimiento educativo deben contar con el barbijo bien colocado y mantener el distanciamiento social entre compañeros, “tenemos que usar alcohol en gel y se cumple, pero es muy difícil acostumbrarse a las nuevas medidas que puso la escuela para evitar los contagios de Covid-19”, indicó el niño.

Clases virtuales

El niño que transitó las clases virtuales durante el año pasado y lo que va del 2021, relató que hay algunas materias que le costaron durante las clases a través de la virtualidad, “algunas son difíciles hacerlas a la distancia sin la ayuda de la seño”, comentó.

En esa línea, el pequeño estudiante destacó que el deseo que mantiene junto a sus compañeros es retornar a la “normalidad” que tenían antes de la pandemia, “ojalá que todo esto se termine y volvamos a como estábamos antes”, afirmó Agustín, y agregó:“que dejemos atrás el barbijo, no usemos más alcohol en gel y nos podamos saludar normalmente”.

Desafío de la familia

Sobre las nuevas medidas que se aplican en la educación tras la irrupción de la pandemia, las mismas presentaron un desafío para las familias que acompañan a los estudiantes.

“Cuando empezó el año con clases presenciales y virtuales, para mi como mamá era una alegría porque los chicos iban a tener el contacto con sus compañeros y docentes”, dijo Valeria Maffiotti, mamá del niño.

La mujer indicó que ante la dinámica que se presentó se acomodaron para poder asistir tanto a las clases presenciales como virtuales, “nosotros nos organizamos, pero todavía nos adaptamos con las clases en casa ya que hay cumplir un horario también”, sostuvo Valeria.

“Fue una alegría para Agustín volver a clases no solo por el hecho de tener contacto con sus amigos, sino por el aprendizaje”, señaló.

La mamá del estudiante destacó el acompañamiento de los docentes de la institución que en todo momento apoyaron a los estudiantes, a pesar de estar a la distancia.

“El tema de los dispositivos electrónicos sigue siendo un desafío, ya sea con tener a disposición una computadora o un celular y manejar las aplicaciones que se utilizan para asistir a clases como zoom o meet por ejemplo”, expuso.

Compartir tiempo

A pesar del contexto sanitario que obligó a suspender la presencialidad, la mamá del niño aseguró que el tiempo también sirvió para compartir en familia.

“Yo creo que el esfuerzo se va a ver, tanto de los docentes como de las familias que estuvimos acompañando”, expresó la mujer.

Y agregó:“con Agustín sacamos provecho a esto de la virtualidad de poder aprender cosas nuevas, grabamos videos para algunas materias y eso lo disfrutamos mucho y nos adaptamos mucho a la tecnología”, indicó Valeria.

Lo que se lee ahora