Deportes | clásico | entrenamientos |

Martín Vaca , a todo ritmo, comenzó a sumar partidos y tries en Francia

El joven rugbier villamariense contó cómo lleva la adaptación en Narbonne, donde jugó tres partidos y apoyó tres tries. Habló del idioma, el club, la ciudad y los nuevos compañeros. También se refirió a su amado Jockey

Adaptación rápida. Martín Vaca, se fue de Villa María el 1 de septiembre, cumplió con los días de aislamiento que pedía el gobierno francés y sin perder más tiempo se puso la camiseta de Narbonne y comenzó a dejar su huella.

El pibe de 20 años y con una carrera como deportista muy vertiginosa, pasó de dar los primeros pasos en el Jockey Club a jugar en el país galo.

Los últimos años para Vaca han sido arriba de un avión y lejos de su querida ciudad. Las convocatorias a Los Pumitas, Argentina XV y Jaguares lo han situado en distintos lugares del planeta pero lejos de casa.

Quizás ese desarraigo de los últimos años fue una premonición de lo que vive en la actualidad, pese a que el sentimiento está a flor de piel, está acostumbrado a la distancia y además no se corre del objetivo; llegar lo más alto que se pueda.

Con la fuerza que lo caracteriza Martín ya apoyó tres tries sobre tres partidos que disputó con el equipo de reservas de Narbonne.

En dialogo con Puntal Villa María dejó sus sensaciones del cambio, la nueva ciudad, el idioma, los entrenamientos, el nuevo grupo de compañeros y por supuesto se metió en la previa del clásico de mañana entre su amado Jockey y San Martín.

“La primera semana fue algo complicada, empecé entrenando con el primer equipo, con el cual ahora también sigo entrenando pero fue difícil aprender las jugadas desde cero cuando el plantel traía uno o dos meses de entrenamiento”, dijo el rugbier que también estuvo en la prelista de Los Pumas para el Rugby Championship.

Además Vaca indicó que respecto al juego: “Al prinicipio resultó un problema bastante grande y además el plus del idioma. Me estoy adaptando, el grupo es muy lindo y eso me ayuda muchísimo en el día a día”.

-¿Cón que rugby te encontraste?

-Estoy entrenando con el primer equipo y jugando en el plantel “esperanzas” (reserva o intermedia), el nivel es muy alto. Me ha tocado jugar contra Toluluse o Bordeaux, y es muy lindo.

Martín agrega: “Noté alguna diferencia física porque los jugadores son bastante grandotes y viven el rugby todo el tiempo. Es algo que tengo que acostumbrarme, pero contrariamente de tirarme para abajo, son cuestiones que me motivan a seguir”.

-¿Qué le podés contar a la gente de tu nuevo club?

-Narbonne es un club con mucha historia. Ha jugado hasta hace unos años en la elite del rugby francés, donde incluso salió campeón y lamentablemente descendió de categoría. Estoy con mucha esperanza.

-¿Cómo es la ciudad?

-La ciudad es divina, tiene muchos parques y es muy pintoresca. Es mi primera vez en Europa y me lo imaginaba así. Por ahora conocí muy poco de los alrededores, espero que con el tiempo pueda ir sorprendiéndome más.

-¿Cómo has encontrado a Francia y la situación de la pandemia?

-Pareciera que no existiera la pandemia. Apenas llegué ya me pusieron las dos dosis y después está todo abierto. Bares, boliches, restaurantes. Está todo abierto y me ha impactado.

-Hace poco que te fuiste, ¿se extraña Villa María?

-Si bien hace poco que dejé Villa María, ya venía en el último tiempo viviendo más afuera de casa que en ella (risas). De hecho con los Jaguares estuve cinco meses afuera. Por el momento la estoy llevando excelente. Desde ya que se extraña la familia, los amigos, el club, pero estoy muy contento de estar donde estoy.

El clásico

“Me muero por ver el clásico, Boris (Wenger) me mandó la imagen de que el partido se va a transmitir, así que voy a estar alentando a la distancia”.

-¿Qué mensaje les dejás a tus excompañeros del Jockey?

-A los chicos les deseo lo mejor, es hermoso jugar esta clase de partidos. Me encantaría jugarlo, pero me toca estar afuera. Tengo muchas expectativas y creo que el plantel está capacitado para sacar el partido adelante.

Los clásicos no se juegan todos los días, están entrenando a full y a medida de que pasen los minutos el partido se va a ir dando. No puedo decir otra cosa que los mayores éxitos para mi club, el Jockey.

Así está Martín Vaca, creciendo con algo de nostalgia por su querida costanera, “que es uno de los lugares más lindos que tiene la ciudad”. Pero con la cabeza puesta en los objetivos por los cuales viajó a Francia.