Villa María | Clínica | Ley | Salud

"La decisión ya estaba tomada antes de que se estableciera la ley"

Lo afirmó el doctor Guillermo Abramian, quien explicó que el comunicado de la Clínica Especialidades es por la objeción de conciencia que presentaron los profesionales médicos

Una clínica local se niega a realizar la práctica de la IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo).

Se trata de la Clínica Especialidades de Villa María, quien a través de un comunicado se manifestó sobre el aborto.

PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con Guillermo Abramian, director del espacio de salud, quien habló sobre la objeción de conciencia.

“En realidad a partir de que salió la reglamentación de la ley, pudimos saber de qué se trataba la instrumentación administrativa y la institución previamente ya tenía una idea de la decisión que iba a tomar”, dijo el profesional de la salud.

“Después lo llevamos a la discusión individual con cada uno de los profesionales del servicio de obstetricia y ginecología de la clínica, en donde la totalidad estaba de acuerdo en hacer una objeción de conciencia para este tipo de patología”, dijo Abramian.

Y manifestó que les pareció pertinente hacerlo público para evitar que haya personas que quieran hacer la interrupción voluntaria del embarazo y pierdan tiempo acercándose al centro de salud a consultar sobre este tema.

“Garantizamos derivar a esa persona a los centros de salud que sí realicen la prestación según su cobertura u obra social”, precisó el galeno.

Y agregó que la instrumentación de la ley es muy clara y que no dejarán de asistir desde el punto de vista médico y administrativo a quienes lo necesiten.

“Nos pareció oportuno hacerlo, vuelvo a repe¿tir, ya que esto tiene un plazo y queremos evitar que pierdan tiempo consultando en un lugar que no va a prestar el servicio”, recalcó el director de la clínica local.

“Es muy raro que seamos los únicos con una obra social en particular, pero al margen de eso, las obras sociales tienen una red de prestación y hasta ahora no vemos inconveniente que pueda realizar este tipo de atenciones y, seguramente, será derivado a un centro que tenga la cobertura social que posee el afiliado”,remarcó el médico.

Riesgo de vida

En esa línea, el médico explicó que ante peligro de vida de una mujer o persona gestante, la atención médica será garantizada y que se realizará lo que anteriormente se hacía ante estos tipos de casos. “Cuando teníamos que intervenir por distintas razones, fundamentalmente por razones médicas o devolución del embarazo, todo lo que se justificaba normalmente, simplemente vamos a tomar esta postura para la interrupción voluntaria de los embarazos que vienen con un curso bien y normal”, dijo Abramian.

“No vamos a dejar de dar la prestación cuando haya riesgo de vida, estamos para eso, hemos estudiado para solucionar los problemas de la vida y darle continuidad”, expresó el galeno.

En ese sentido, manifestó que la clínica tiene un perfil neonatológico y de pediatría, donde es una situación contradictoria la que se presenta con la interrupción voluntaria del embarazo: “Nuestra clínica tiene muchos nacimientos y embarazos”.

El director recalcó que, ante un llamado o consulta, se derivarán a otro centro de salud: “Como lo hacemos cuando hay una prestación que no podemos ofrecer”.

Y agregó que es una postura que tomó la clínica, ya que hay ocho profesionales de la salud que tienen la misma postura respecto a este tema.

Abramian también expresó que la decisión de la clínica ya estaba tomada antes de que se estableciera la ley 26.610: “Con la ley nos adaptamos y cada uno puede tomar la decisión, la tomaron los propios profesionales, ginecólogos y obstetras, los anestesistas y el personal de cirugía”.

Organizaciones feministas

“Nosotras como organización de Villa María y en consonancia con las organizaciones de todo el país sabíamos que íbamos a tener situaciones similares a estas, en otras ciudades ya hubo comunicados oficiales sobre la objeción de conciencia”, manifestó Cecilia Villafañe, integrante de La Colectiva.

Y agregó que estas decisiones son parte de la ley: “Existen los artículos 10,11 y 12 que hablan sobre esto específicamente y es clara la información, pero hay garantías que no van a poder negar que tienen que ver con una situación de IVE cuando hay peligro de vida”.

“Van a tener que actuar antes esos casos en la institución y sin derivar en situaciones que extiendan en el tiempo la urgencia para resolver”, señaló.

Por último, Villafañe expresó que la ley es clara y la institución deberán dar garantía en la derivación y hacerse cargo de los costos que eso implique para la persona que lo solicite.