Deportes | club | entrenador | temporada

Ameghino: Pablo Castro seguirá persiguiendo el sueño del León

El entrenador bonaerense dirigirá la temporada número 12. "Siempre es una alegría que el club confíe nuevamente en el trabajo que estamos haciendo"

Persiguiendo el sueño. Pablo Castro continuará al frente de Ameghino en la próxima temporada de la Liga Argentina de Básquet.

El entrenador bonaerense irá por su año número 12 en el club de la calle San Juan.

Llegó cuando la institución villamariense era muy distinta a la que goza en la actualidad. Un crecimiento constante en infraestructura y también en lo deportivo.

El gran anhelo de llegar a la Liga Nacional tendrá al mismo conductor y también contará con sus asistentes Nicolás Tilloy y Ramiro Ortiz, quien además dirige categorías formativas y el equipo de primera que representa al club en el torneo Asociativo.

También continuarán en la institución Ezequiel Beliera (kinesiólogo), Imanol Cusmano (preparador físico), Hernán Ferrero (entrenador, especializado en el desarrollo de jugadores) y Daniel Finiello (jefe de equipo).

“Siempre es una alegría que el club confíe nuevamente en el trabajo que estamos haciendo, particularmente en mí, que llevo tantos años en la ciudad y en el club”, apuntó Pablo Castro a la prensa oficial del león.

El entrenador no dejó pasar la oportunidad para expresar lo hecho en los últimos años por Ameghino: “Un proyecto que está llegando. Tener la mayor cantidad de chicos surgidos en las divisiones formativas al equipo de Primera División. Darle continuidad con la misma gente que viene haciendo un trabajo tan importante como hace cada uno de los profesionales en su área, la verdad que es un mimo enorme. Es un premio invisible pero sumamente valorable”.

Por su parte, el presidente del club, Ariel Ferreyra, señaló: “La confirmación para la continuidad completa del staff técnico marca el camino trazado por el club, cuyo proyecto está basado en el reclutamiento, la mejora y la participación de los jóvenes, siempre con ambiciones de ser competitivos”. Ferreyra añadió que “no es un proyecto de un año o dos, es a largo plazo, y poder darle a todo el cuerpo técnico la posibilidad de continuidad nos permite trabajar sin el estrés del resultado inmediato”.

Sobre la valoración del cuerpo de entrenadores sostuvo: “Son grandes profesionales que vienen de todos lados del país y hacen quedar muy bien al club y a Villa María con su presencia. Para nosotros es un logro importante garantizar esta continuidad”.

En tanto, Nicolás Tilloy, primer entrenador asistente del equipo profesional que compite en la Liga Argentina, acordó su continuidad señalando que “estoy feliz, seguir trabajando al más alto nivel de lo que amo genera una satisfacción única. Estoy muy agradecido a Pablo Castro y a Pablo Tosal por seguir confiando en mi trabajo”.

Desde la mirada grupal “es una alegría enorme, ya que toda la temporada pasada trabajamos como un gran equipo (staff) y lo seguiremos haciendo para buscar la mejor versión de cada deportista y ver al león en lo más alto”, apuntó Tilloy.

Hernán Ferrero, que se sumó durante el transcurso de la última temporada, manifestó, por su parte, que “estoy contento, más adaptado que al principio. Siento que voy encontrando mi lugar y función dentro del grupo. Me dedico en gran parte al trabajo individual. Ahora en la postemporada estamos haciendo hincapié en parte técnica y táctica individual, no trabajamos cuestiones de equipo”. Además dijo que “me parece que es importante mantener la base, no sólo de jugadores, sino también del cuerpo técnico porque te da la posibilidad de optimizar y de ser más eficiente”.

El equipo de Villa María se rearmará e intentará seguir haciendo historia como hasta ahora.

El camino al objetivo es largo, pero la conducción está asegurada con un entrenador que ya es de la casa. Empezarán a sonar y llegar nombres cargados de ilusión como la que tiene todo Ameghino.