Deportes | club | gente | viento

Arroyo Cabral: tras el temporal, Colón se levanta con la fuerza de su gente

El fuerte viento que azotó la localidad en noviembre de 2019 derrumbó la tapia de la cancha del equipo cabralense. El esfuerzo de sus simpatizantes y el sentido de pertenencia de sus deportistas pusieron al rojinegro de pie

Dicen que después de la tormenta siempre sale el sol.

El 21 de noviembre de 2019 Sport Club Colón de Arroyo Cabral vivía una pesadilla, una verdadera película de terror. Un temporal de viento y lluvía derrumbó la tapia de su cancha de fútbol.

De ahí en más se dieron varias obras y colaboraciones de toda la comunidad para volver a ser.

Flavia Lucarelli, secretaria de la institución rojinegra, dialogó con Puntal Villa María y puntualizó sobre el gran esfuerzo que realizó el club para levantar lo que el viento se llevó.

“Cuando se derrumba la tapia se da el cambio de comisión directiva. Se juntaron fondos en el pueblo para el reacondicionamiento, la Municipalidad colaboró con la remoción de escombros y ayudó con el levantamiento de todo lo que se había caído”, comentó Lucarelli.

Además, la dirigente agregó: “La obra comenzó a finales de febrero y luego en marzo se da la situación de la pandemia que paró todas las actividades en el mundo”.

-¿Cómo siguieron en ese tiempo de incertidumbre?

-Más allá de las restricciones obligatorias y con los permisos adecuados a lo que sanidad dejaba, fuimos avanzando. En abril tuvimos que pararla por el crecimiento de casos de Covid-19 y luego retomamos por etapas. La comisión encabezada por Norberto Esquivel llevó adelante la terminación de la obra que se dio hace apenas unos días con el apuntalamiento de la tapia.

-¿Pudieron hacer otro tipo de obras?

-Sí, también se aprovechó para darle rigidez a la bomba de la pileta que estaba en malas condiciones.

-¿Qué papel jugó la participación de los simpatizantes y gente allegada a la institución?

- Todo se logró por el gran esfuerzo que hacen los socios, padres, simpatizantes y gente que siempre nos da una mano.

Un claro ejemplo de ello son los chicos de divisiones inferiores que van a pintar el frente de la sede social, lo hacen en grupos reducidos y con todos los protocolos. Esta acción es coordinada por el entrenador José Giordano.

También contamos con la colaboración de la Municipalidad de Arroyo Cabral y firmas privadas. Además la Agencia Córdoba Deportes nos otorgó 40 mil pesos, una gestión que la hicmos en mayo por intermedio de la Municipalidad y la recibimos a principios de septiembre en las instalaciones del club Sparta de Villa María.

-¿Tienen pensado seguir con alguna otra obra?

-Si bien la cancha tenía iluminación, no estaba en el mejor estado y como la comisión dispone de fondos, decidimos pedir presupuestos para darle la mejoría en el sector de la luminaria.

Estamos evaluando si será led o no, queremos hacerlo y aportar al cuidado del medioambiente, pero para esto tenemos que ver y analizar el presupuesto.

También tenemos la intención de mejorar los vestuarios en cuanto a cañerías, azulejos y albañilería. Ya se hizo un relevamiento de lo que falta y vamos a comenzar.

-¿Cómo es la vida diaria hoy en el club?

-Sólo está abierta la sede social donde se respetan los horarios del Municipio y lo demás está bajo estricto control. Los cortadores de pasto y la gente de limpieza.

Después todas las actividades de la instituciones se da en forma virtual.

El cuerpo técnico de Primera, reserva, inferiores y las chicas del fútbol femenino están comunicados por la vía tecnológica y mediante ella hacen capacitaciones vinculadas al área. Todo bajo la coordinación del organizador deportivo de la entidad.

-¿Cúal es su deseo para el futuro de Colón?

-Esperamos tener un 2021 más movido en cuanto a recreación y al contacto en el campo de juego. Creemos que nos hace falta.

Lo que se lee ahora
las más leídas