Deportes | club | obras | Rivadavia

Verde esperanza: Rivadavia de Arroyo Cabral sigue creciendo a pesar del contexto

El verde cabralense y el gran núcleo de gente que lo rodea no han bajado los brazos en tiempos de pandemia. Al contrario, doblegaron los esfuerzos y realizan obras en la cancha y en el mítico salón social de usos múltiples

Pensando en más allá. Poniendo en el horizonte nuevos objetivos sin dejar de lado el presente.

El Club Atlético y Biblioteca de Arroyo Cabral es una de esas instituciones deportivas que han utilizado la pandemia para aggiornarse y no bajar los brazos a pesar del contexto sanitario mundial.

Los “fieles” del verde cabralense, como en una procesión, se han juntado y con gran amor por el club llevan a cabo obras que están a la vista.

Silder Bosio, presidente de la institución, dialogó con Puntal Villa María y señaló: “La actualidad del club es buena, estamos aprovechando este tiempo para hacer cosas que a veces por la vorágine del día a día no se pueden hacer. Somos muchos trabajando; jóvenes, adultos, gente que siente un gran amor por la institución”.

Bosio también agregó: “Es muy lindo ver con el entusiasmo que colaboran constantemente. Rivadavia es un club ordenado y ese orden no es de ahora, viene de hace mucho tiempo y esto nos permite en forma silenciosa ir paso a paso cumpliendo las metas que nos hemos propuesto”.

-¿Qué actividades ofrece la institución en este momento?

-Desde que la Municipalidad autorizó la apertura de bares y restaurantes, nuestra sede social permanece abierta . Allí la gente se junta a tomar un café, siempre respetando los horarios y los protocolos. Es muy lindo ver movimiento en el club, permitiéndonos charlar con los socios y simpatizantes y receptar ideas de ellos para enriquecer lo que estamos haciendo.

-Rivadavia no ha parado de crecer en el último tiempo y la pandemia no fue un escollo, ¿cuáles fueron las obras más significativas?

- Estamos refaccionando todos los vestuarios, tanto local como visitante y también el de los árbitros. Todos ellos se están revistiendo con cerámico, también contarán con termotanques individuales, entre otros beneficios.

Por otra parte, el club tiene una riquísima historia en el básquet y contamos con un amplio salón cerrado donde se practican varios deportes, también en épocas de lluvia se entrenan los niños de la escuelita de fútbol, divisiones inferiores, infanto y hasta primera y reserva, este espacio se utiliza muchísimo, y es por ello que a partir de este mes, comenzamos con las obras en baños y vestuarios, también revistiendo las paredes con cerámicos, arreglo de duchas y cañerías.

-¿El futuro cercano también es con obras?

-Sí, luego seguiremos con la refacción del quincho que está pegado al salón y que nuestros socios utilizan mucho para la realización de fiestas familiares. También tenemos proyectada la formación de la escuelita de básquet, por todo esto las obras en el salón son fundamentales. Consideramos que al estar el club saneado económicamente, y siempre recalco que recibimos de la gestión del amigo Sergio Tartaglia un club sin deudas, todo lo que se recauda de sponsors, cuotas sociales y aportes de gente vinculada al club va a obras.

-¿Cómo responde la masa societaria de Rivadavia en estos tiempos de pandemia?

-Viendo el potencial de simpatizantes que tiene el club, cuando asumimos el 01-02-2020 ad referéndum de la próxima asamblea, que por la situación que estamos atravesando aún no se pudo realizar, decidimos encarar la campaña de socios que estamos llevando adelante con muchísimo éxito. A partir del mes de octubre se entregará a cada asociado el respectivo carné con un folleto especificando los servicios que gozarán los socios con la cuota al día. Todo el dinero recaudado por cuotas sociales se destina exclusivamente a obras, en especial para el salón cubierto. Ese dinero será administrado por la ex-tesorera y gran colaboradora del club Elda Vicario.

-Mucho se ha hablado en los últimos días del regreso o no del fútbol de la Liga villamariense, ¿cúal es su postura?

- Creemos que va a ser imposible jugar hasta el próximo año. Como está hasta el momento actuando la pandemia en toda nuestra zona, consideramos que no se podrá volver a los entrenamientos y tampoco económicamente se puede comenzar algo sin tener la certeza de que se va a poder jugar con público, porque creemos que ningún club o la mayoría que integran nuestra liga pueda solventar un campeonato jugando sin público. Los protocolos son muy costosos y lo primero que debemos cuidar es la salud de nuestros entrenadores, jugadores y toda persona que esté vinculada con la actividad.

-¿Cómo le gustaría ver a su institución en la pospandemia?

-Me gustaría volver a ver a Rivadavia como es , un club que siempre está en movimiento, con sus niños entrenando, con sus padres alentando, con todos los deportes que practicamos en marcha y cumpliendo los objetivos trazados, terminar las obras y lograr en corto plazo nutrir a la institución de un mayor porcentaje de jugadores propios, que hoy son muchos, pero queremos más. Para ello esta comisión directiva tiene la premisa de trabajar cada vez más profesionalmente con las divisiones inferiores. Agradecemos a los cuerpos técnicos y jugadores de todas las divisiones que están continuamente en comunicación con nosotros, expresando su voluntad de seguir perteneciendo a Rivadavia.

El deseo de su presidente es el de todo el pueblo verde que ha trabajado incansablemente durante la pandemia.

Lo que se lee ahora