cobertura | estado | tiene

Aclaran que obras sociales y prepagas deben cubrir los test por Covid-19

Los análisis pasaron a formar parte de los exámenes prequirúrgicos. En muchos casos, los termina pagando la gente. También si el médico pide el hisopado ante la aparición de síntomas. Un fallo determina las coberturas

¿Quién tiene que pagar por los análisis que se hacen por el coronavirus? Si una persona es afiliada a una obra social y tiene una cirugía, ¿debe afrontar de su bolsillo el costo del PCR, que llega a 7 mil pesos? La abogada Ana Paula Celiz manifestó que hay una confusión en este aspecto y que desde las prepagas y obras sociales le adjudican toda la responsabilidad de la cobertura por los casos de Covid al Estado.

“Hoy las pruebas de Covid forman parte del prequirúrgico, por ejemplo. Y desde las clínicas le dicen a la gente que no tiene la cobertura de la obra social o la prepaga. Entonces, la gente entiende que el único que toma las muestras es el Estado y que, si tiene que hacerse una prueba particular, tiene que pagar por esos análisis. Sucede que, como ocurre con los derechos del consumidor, la gente no termina yendo a la Justicia; de alguna manera consigue la plata, la pide prestada. Pero acaba de salir un fallo de la Justicia de Rosario que dice que la obra social o la prepaga tienen la obligación de la cobertura del testeo. Deben cubrir el costo”, manifestó la abogada.

Celiz precisó que, si bien el fallo no está firme, es interesante porque establece criterios. “Si te lo indican, es como cualquier análisis médico, ya sea un prequirúrgico o un análisis ordenado porque tenés síntomas. Si el médico lo solicita, debe cubrirlo la obra social. Después, es verdad que el Estado concentra el manejo de los datos para definir la estrategia sanitaria, pero esa es otra cuestión”, declaró.

Celiz planteó que el fallo rosarino hace un análisis muy pertinente sobre las características del sistema sanitario argentino. “Lo compara con la Justicia. El Estado es el único autorizado para impartir justicia. Pero en la salud coexisten varios subsistemas: el público y el privado. Si bien el Estado es el garante último de todo lo que tiene que ver con el ámbito de la salud, en el privado subsiste la obligación de las obras sociales porque cada uno de los afiliados aporta a ese sistema de solidaridad para que se cubran las contingencias. El Covid no cambia la lógica ni el funcionamiento de ese sistema: deben cubrir esa contingencia. Muchas veces, ante la urgencia, la gente termina pagándolo de alguna forma. Pero la obligación de la cobertura es de las obras sociales y de las prepagas”, manifestó la abogada.

En muchos casos, el paciente no solamente debe pagar de su bolsillo el análisis, sino que además debe hacerse cargo de los equipos de protección personal que usa el personal de salud.

“En la atención del Covid no toda la obligación es del Estado. El sistema de salud sigue siendo compartido entre el Estado y la parte privada, no es sólo público. Existen prestadoras que tienen la obligación de dar cobertura. Parece que esta situación hubiera desdibujado el sistema de salud vigente. Por ahí, tiene que quedar en claro que el Estado concentra los datos pero no las obligaciones. A la información la necesita por una cuestión sanitaria, de estrategia epidemológica, pero eso no quiere decir que deba hacerse cargo de manera exclusiva de la enfermedad. Si queda todo para el Estado, entonces indudablemente va a colapsar el sistema”, indicó la letrada.