Villa María | comunicado | Villa María | Ley

Piden excluir la expresión "adopción ilegal" por ser "equívoca y discriminatoria"

A través de un comunicado, la fundación Adoptar Villa María solicitó que la terminología empleada en un anteproyecto de ley sea modificada

A través de un comunicado, la fundación Adoptar Villa María hizo saber su malestar por un término que aparece en un anteproyecto de ley.

La palabra que está siendo mal utilizada, según diferentes organizaciones, entre las que se encuentra la villamariense, es “adopción ilegal”.

El comunicado, dirigido al presidente Alberto Fernández y a diferentes comisiones que defienden los derechos de niños, niñas y adolescentes, pide con urgencia rever “la terminología empleada para la tipificación penal”.

Asimismo, se solicita que la expresión “adopción ilegal” sea excluida “por ser equívoca, discriminatoria y contradictoria con el fin que se le otorga a esta valiosa institución jurídica, para que aquellas niñas niños y adolescentes que han sido privados de su medio familiar de origen puedan cumplir con su derecho a vivir su vida en una familia que les garantice sus derechos humanos”.

“El término correcto es, sin dudas, ‘apropiación’, dado que se trata de ventas, compras e intermediaciones, por lo tanto, exigimos que este sea el término con el que deben expresarse sobre todas las búsquedas de identidad de origen”, agrega el escrito que hizo llegar a esta redacción el titular de Adoptar Villa María, Rodrigo Aguiar.

La adopción en la ley argentina

Desde la fundación local aseguraron que la adopción como “instituto jurídico” fue incorporada en el ordenamiento jurídico argentino recién en el año 1948, luego de la sanción de la Ley 13252, norma que ha sufrido varias modificaciones.

“De ninguna manera puede confundirse una valiosa institución jurídica como es la adopción con la forma en la cual puede haberse cometido un posible delito de apropiación de personas recién nacidas, de niñas, niños y adolescentes”, manifiesta un párrafo del comunicado.

Y agrega: “Bien sabemos que en nuestro país la apropiación de personas recién nacidas es una práctica histórica que se ha sostenido en el tiempo, y que la misma puede ejecutarse de diversos modos. Es por ello que solicitamos legislar mirando al futuro, ya que la práctica de reducir a personas recién nacidas a la condición de objetos en el comercio se reinventa día a día, así como sus medios de comisión”.

“Siguiendo esta lógica, la relatora Especial sobre la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de Niños en la Pornografía, ha señalado que la venta de niños y niñas debe ‘condenarse, cualquiera que fuera su motivación o finalidad’, pues reduce al niño a la condición de mercancía y concede a los padres o a cualquier ‘vendedor’ la facultad de disponer de él como si fuera un bien mueble’”, se lee en otra parte de la nota.

Pedido de escucha y participación

“Por todo lo anteriormente expuesto, solicitamos se nos escuche a la hora de legislar y se nos invite a participar del tratamiento en comisiones para poder sostener y defender que de ninguna manera se pueden confundir acciones que tienen por fin menoscabar la vida, libertad, integridad e identidad de origen de las personas”, reflejaron.

Con un Instituto jurídico como es la adopción que tiene como fin garantizar los derechos inalienables de la niñez y la adolescencia que no tienen la posibilidad de “crecer bajo el amparo y la protección de una familia” como manda el preámbulo y la “Convención Internacional de los Derechos del Niño”.