Villa María | concejal | licencia | pedido

Se hizo efectiva la licencia de Vivó y asumió la concejal Miozzo

Tal como se había anticipado, en la primera sesión ordinaria de este período se le tomó juramento a la edil suplente, quien cumplirá funciones durante los próximos seis meses dentro del bloque oficialista "Hacemos por Córdoba"

La concejal Verónica Vivó presidía el bloque “Hacemos por Córdoba” hasta finales del mes de febrero, pero presentó un pedido de licencia debido a la causa por la cual se encuentra imputada por el delito de "abuso sexual con acceso carnal reiterado en calidad de partícipe necesaria. Vivó es acusada en una investigación que tiene como autor responsable a su esposo, Jorge Barrera.

Pasado el mediodía de ayer, en la primera sesión ordinaria de este período, se le tomó juramento a la edil suplente, quien cumplirá funciones dentro del bloque oficialista.

De tal modo, se realizó el tratamiento sobre tablas al proyecto de decreto 481. “A los efectos del tratamiento sobre tablas del punto 4 que fue votado, el Concejo Deliberante de Villa María decreta otorgar a la concejal Verónica Vivó licencia sin goce de haberes por el lapso de seis meses a partir del día 2 de marzo de 2022 hasta el 2 de septiembre de 2022 inclusive con las salvedades presentadas en su designación”, señalaba el decreto aprobado.

Por el momento se trataría de un impasse por seis meses, ya que así fue pedida la licencia de la concejal Verónica Vivó; incluso si sus motivos cesaran, ella es la titular de la banca, por lo tanto, podría reingresar antes de tiempo.

Es preciso destacar que la concejal Paula Miozzo ya se desempeñó en esta función, asumiendo el 5 de marzo del año 2020, cuando el presidente del Concejo Deliberante Pablo Rosso desempeñó funciones interinas en la intendencia, remplazando a Martín Gill en su cargo nacional como secretario de Obras Públicas de la Nación.

“Fue totalmente inesperado, de todas maneras, cuando uno asume una responsabilidad pública y política frente a la comunidad, sabe que tiene que estar siempre a disposición por tanto si bien fue sorpresivo, siempre asumo el cargo por el cual me eligió el pueblo. Estoy en defensa de todo lo que yo pueda colaborar en este cuerpo a fin de poder sacar todo lo que sea necesario para nuestros ciudadanos”, señaló la concejal Paula Miozzo en diálogo con este medio.

Asimismo, destacó que la licencia es válida ya que es un derecho que le corresponde a cualquier funcionario.

Además, la concejal que integra el bloque oficialista presidido por Julio Oyola manifestó que “cuando ella considere que sus motivos ya no existen o sus causales, podría pedir el reingreso, en ese caso yo vuelvo nuevamente a mi cargo de suplente y si por algún motivo se diera alguna otra circunstancia, seguiré estando a disposición”, sostuvo.

Sobre la fuerte acusación que pesa sobre la concejal Vivó su par prefirió no opinar. “Me parece que es algo personal y no me gustaría hablar, respeto mucho a Verónica y la aprecio. En estos dos años que he trabajado con ella aprendí sobre su honestidad y su humildad. No tengo más que palabras de agradecimiento por su presidencia en el bloque y de la forma que se ha manejado”, dijo.

Por último, la docente de la UNVM remarcó que si bien mantienen algunas diferencias de opiniones, “es un Concejo en el cual se puede trabajar y vamos hacer el esfuerzo y redoblarlo, para que este órgano cogobierne con el Ejecutivo”, completó.

La oposición

En el marco de una sesión en la cual se reflexionó sobre el conflicto internacional entre Ucrania y Rusia, el concejal Luis Caronni, integrante del bloque “Vamos Villa María”, brindó su opinión sobre el pedido de licencia de la concejal Vivó.

“Está bien y es lo que nuestro partido, la Unión Cívica Radical, le sugirió que hiciera. Porque esto está dentro del ámbito de la decisión privada de cada concejal y ha pedido licencia”, indicó.

“A lo mejor uno no podrá estar de acuerdo con los fundamentos que tuvo en ese pedido, pero también está dentro de las facultades personales de hacerlo”, advirtió Caronni.

En ese sentido, destacó la importancia de que la concejal Vivó esté de licencia, “va a permitir que los acontecimientos se desarrollen normalmente como es de público conocimiento”, dijo.

Sobre la acusación judicial que la edil tiene en su contra, imputada por la fiscal Juliana Companys, el concejal, que se desempeña como abogado, opinó: “Hay una imputación muy fuerte contra ella, si yo hubiese estado en su lugar, el pedido de licencia lo hubiese fundamentado por esta imputación y permitir que la Justicia actúe libremente y yo desde el llano, demostrar mi inocencia para después poder reincorporarme al Concejo Deliberante”, completó.

Pedido de licencia

Cabe señalar que Veronica Vivó no estuvo presente en el primer encuentro ordinario del período legislativo. La última vez que participó en el recinto fue el jueves de la semana pasada, donde confirmó, una vez culminada la sesión, que la decisión estaba tomada.

“Es momento de ocuparme de mi familia, estar con ellos”, aseveró Vivó, visiblemente afectada por la situación que se encuentra atravesando.

Lo que motivó este pedido es la causa que se conoció el 16 de diciembre del año pasado con la detención de Jorge "Pampero" Barrera (55), esposo de la concejala, que en ese momento era funcionario en la Municipalidad de Villa María.

El mismo se encuentra detenido y alojado en la prisión de barrio Belgrano, mientras que la funcionaria mantiene la libertad, pero con una imputación.

La denunciante es una persona allegada al matrimonio, en tanto la fiscal había ordenado allanamientos en despachos municipales a los efectos de establecer la existencia de vínculo laboral con la presunta víctima.