Policiales | condenas | cámara del crimen | delitos sexuales

Cámara del Crimen: Se resolvieron 7 causas por delitos sexuales en lo que va de junio

En todos los casos hubo condenas efectivas con penas mayores a los dos años de prisión. Los hechos se dieron en Villa María, Villa Nueva y Pozo del Molle. Las víctimas fueron en su mayoría menores de edad

Siete hombres fueron juzgados en lo que va junio en la Cámara del Crimen local por hechos de abuso sexual, delitos que ameritaron penas que van de los 2 años y 6 meses a los 12 años de prisión.

La cifra de sentenciados se engrosó ayer tras el juicio que enfrentó un hombre de 30 años, oriundo de Río Segundo, quien tuvo que responder ante la Justicia por un episodio de abuso sexual gravemente ultrajante ocurrido en perjuicio de una menor el 12 de febrero del año pasado en Pozo del Molle, localidad en la que se encontraba residiendo hasta el momento de su detención, que se efectivizó recién al mes siguiente.

Por el citado delito, el vocal de la Cámara del Crimen, Félix Martínez, le impuso al acusado una pena de seis años de prisión de cumplimiento efectivo.

Durante la audiencia, y antes de la lectura del veredicto, el condenado le explicó al juez que no tenía condenas en su haber, que actualmente no consume drogas y que antes de quedar detenido realizaba changas en Pozo del Molle.

Cabe señalar que este mes en la Cámara del Crimen también fueron sentenciados otros seis sujetos por aberrantes hechos de abuso ocurridos en Villa María, Villa Nueva y Pozo del Molle.

Tres de los siete juzgados en junio recibieron penas de 12 años de prisión, otros tres fueron sentenciados a 6 años de cárcel, mientras que el último fue condenado a 2 años y 6 meses de encierro, pena que se unificó con otra sentencia para quedar en 3 años de manera definitiva.

En este tiempo se juzgaron diferentes tipos de delitos. Hubo violaciones con acceso carnal y episodios de abuso sexual gravemente ultrajante, delitos que en algunos casos se dieron solamente una vez y que en otras situaciones se repitieron en el tiempo.

Las víctimas, en mayor medida, fueron menores de edad que tenían algún vínculo con el victimario o que se encontraban bajo su cuidado, situaciones que agravaron la calificación penal y, por ende, la pena recibida.

Las edades de los acusados, en tanto, fueron variadas. Hubo sentenciados de 25, 30 y 39 años, sujetos de 42 y 44, y hasta adultos mayores de 63 y 71 años.