Villa María | condiciones | credibilidad | intendencia

Las elecciones desenmascararon la interna dentro del peronismo local

La situación se hizo notar dentro del Concejo Deliberante cuando el escindido, Somos Hacemos por Córdoba, anunció que no acompañará un nuevo pedido de licencia del secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill

Tras las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) se puso en evidencia la interna dentro del peronismo local, precisamente dentro del Concejo Deliberante.

En la última jornada, los ediles accastellistas que conforman el bloque escindido Somos Hacemos por Córdoba, Daniel López y Juan Carlos Cladera, anunciaron que no acompañarán un nuevo pedido de licencia por parte del actual secretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill, si es que lo pide.

No obstante, fundamentaron que este año es distinto porque las circunstancias cambiaron y eso tiene que ver con la candidatura de Gill como diputado nacional.

Dentro del Deliberante los oficialistas, Carlos De Falco y Julio Oyola comunicaron días antes de las Paso que acompañarían la lista propuesta por el gobernador de la provincia.

En el marco de esta decisión, manifestaron que se sorprendieron porque el tema podría abordarse más adelante.

En este sentido, señalaron que Gill deberá elegir entre uno de los dos puestos porque es incompatible mantener dos cargos electivos simultáneamente, en este caso, el de intendente y diputado nacional.

Asimismo, recalcaron que ambos velan por el cumplimiento de la institucionalidad

A nivel personal, la presidenta del bloque Hacemos por Córdoba, Verónica Vivó, se manifestó ante tal postura. “La verdad es que son muy extraños los del bloque escindido Somos, ya que no es la primera vez que plantean que no van a votar la licencia de Gill”, apuntó la concejala.

La presidenta del Bloque describió que el año pasado ambos plantearon que iba a ser la última vez y nunca más y “sin embargo cambiaron de decisión”.

“No sé por qué lo plantean ahora, cuando en realidad falta para diciembre que se vuelva a tratar, si es que Martín así lo decide y plantea”, realzó.

En consecuencia, alegó que desentiende cuáles son los tiempos políticos que manejan para “hacer una expresión de semejante tipo”.

“Los concejales plantean que todo este tipo de decisiones las hacen en el marco de su espacio político, por lo tanto quien lidera ese espacio político, el propio ministro, es quien esta haciendo estas declaraciones”, declaró.

Por otro lado, recalcó que le pareció un planteo fuera de lugar y que es importante hablar sobre los proyectos que no están acompañando en el Concejo, como la entrega de tierra al Procrear para construir viviendas.

Sobre esto, arremetió: “En otro momento sí acompañaron para ceder ese espacio con el fin de pagar una deuda que el propio Accastello había generado”.

Acompañamiento

López y Cladera señalaron que la licencia vence el próximo 27 de diciembre y que con su equipo decidieron “no avalarla”.

En efecto, López fundamentó: “Creemos que están dadas las condiciones para que Gill retorne o renuncie a la intendencia y que le dé paso a un nuevo orden de institucionalidad en la ciudad”.

Sobre su acompañamiento en anteriores oportunidades, expuso que lo hicieron “para que cumpla un rol como subsecretario de Obras Públicas de la Nación, pero eso hoy se ha desvirtuado al ser candidato a diputado nacional”.

En torno a postura, explicó que por el porcentaje de votos Gill llegaría a obtener su banca en las elecciones generales legislativas y ante ello “el pueblo necesita una definición” sobre cómo continúa el gobierno local.

“La gente permanentemente nos dice que el intendente tiene que renunciar o regresar para dar claridad”, enfatizó.

Al respecto, Cladera resaltó que se trata de un reclamo generalizado de la población.

“Recorremos los distintos barrios y en reuniones podemos ver el malestar del ciudadano y la ciudadana de Villa María respecto a esto”, apuntó y agregó: “Hemos levantado la mano, sí hemos acompañado, pero se debe tener en cuenta cuál fue el contexto en el que nosotros habíamos apoyado todas estas licencias”.

En consecuencia, López consideró que llegó el momento para que la ciudad “se encamine con un representante que realmente lo haya votado la gente”.

Asimismo, detalló que se trata de “recuperar la credibilidad de los representados y ya hace dos años que el intendente esta afuera”.

Incompatibles

De Falco y Oyola garantizaron que en la política “no se hace futurología”.

En este sentido, enumeraron que primero Gill debe ganar; segundo, decidir si retorna o no; y, tercero, “adelantarse a los hechos no tiene ningún sentido”.

De todas maneras, advirtieron que si las circunstancias electivas continúan de esta manera deberá elegir.

Ambos describieron que la situación en la que se concedió la licencia era distinta. Por ende, con la candidatura a diputado cambian. Sobre la posible renuncia a la banca, indicaron que deberá hacerse un análisis político porque el legal ya está hecho y es conocido “lo que está opinando la gente”.

Interna

En alusión a la interna dentro del peronismo local, López expuso: “Somos Hacemos por Córdoba, somos peronistas pero con matices distintos. Siempre vamos a trabajar en favor de la gente”.

“Vamos a seguir trabajando por la ciudad y el vecino. La gente no quiere vernos peleados, sino trabajando por ellos. Ya demasiado tiene y ha sufrido esta pandemia”, declaró. En relación con esto, Cladera explicó que no se trata de “poner palos en la rueda” sino de “trabajar con responsabilidad” cuando exista una visión distinta.

Sobre la interna, De Falco y Oyola señalaron que se está “trabajando perfectamente bien”. Además, acentuaron que existe un “buen diálogo, sin problemas”, y resaltaron: “No es la panacea pero estamos perfectamente bien”.