Nacionales | condiciones | precipitaciones | temperaturas

Las reservas de agua son escasas y hay al menos 4 días de altas temperaturas

Es la previsión que da el Servicio Meteorológico Nacional. Hoy arranca la etapa más dura con máximas en torno a los 40 grados, que podrían seguir escalando hasta viernes o sábado. Crecen las recomendaciones por la salud

El sudeste provincial y el norte pampeano son las zonas de la región central del país en las que todavía quedan algún margen de humedad en el perfil de suelo para que los cultivos resistan la fuerte embestida de las altas temperaturas que comenzaron el fin de semana y que al menos se extenderá hasta el sábado, sin probabilidad de lluvias.

En el habitual mapa de agua útil en el perfil que publica el Inta con la Facultad de Ciencias Agrarias de la UBA, las zonas están bien delimitadas. La enorme mayoría del territorio nacional está en rojo. “Es la lámina de agua aprovechable por los cultivos y que el suelo contiene hasta la profundidad efectiva de las raíces”, explica en el informe el Inta.

Pero eso no es todo, sino que la proyección de nuevas precipitaciones aparecen lejanas. “No se esperan eventos de precipitación para los próximos 6 días sobre las provincias centrales, exceptuando áreas del este de Buenos Aires y tiempo inestable sobre Córdoba y Entre Ríos. En cambio, para el período del 17 al 22 de enero, las lluvias se prevén sobre toda el área de referencia, siendo las más importantes en cuanto a acumulados, aquellas esperadas sobre Santa Fe y Entre Ríos”, anticipó el trabajo.

Luego detalla para los cultivos cómo está el escenario. “Para el cultivo de girasol de siembra tardía, las mejores condiciones se dan en las provincias de La Pampa y Buenos Aires (oeste y sur), con contenidos regulares mayoritariamente, mientras que, en el resto del área con presencia del cultivo, dichas reservas son entre escasas y de sequía”, alertó el Inta.

En cambio, para el girasol de siembra temprana las zonas con reservas regulares sólo se concentran en La Pampa (centro y norte), Córdoba (sur) y Buenos Aires (noroeste), mientras que, en el resto del área con presencia del cultivo, la situación es de sequía.

El cultivo de maíz (siembra temprana) presenta una situación similar a la del girasol de siembra temprana, mientras que el maíz de siembra tardía, registra reservas entre adecuadas y óptimas en toda el área con presencia del cultivo, pero con necesidades de recargas del perfil para afrontar las próximas etapas fenológicas.

El cultivo de soja de primera, por su parte, presenta reservas mayoritariamente entre regulares y adecuadas, mientras que para la soja de primera la situación es mayoritariamente adecuada en cuanto a reservas hídricas.

Estado de los cultivos

Pese a la situación climática, la siembra del maíz siguió avanzando en todas las provincias. En provincia de Buenos Aires se considera finalizada la tarea, mientras que, en el resto de las provincias, la actividad llegó a porcentajes de superficie afectada similares, pero algo inferiores a las registradas en igual fecha de la campaña anterior, con valores en todos los casos superiores al 90%, a excepción de La Pampa (88%).

Por el lado de la soja, siguió avanzando la siembra de la oleaginosa a buen ritmo en todas las provincias. A excepción de La Pampa, en donde el nivel de avance de la labor representa el 83% del área con intensión de siembra, en el resto de las provincias dicho porcentaje supera el 96, por lo cual está próxima a finalizar.

Por último, en el repaso central de los cultivos de verano, el girasol, que viene recuperando terreno en las últimas campañas y busca volver a su mejor momento, en Buenos Aires y La Pampa, el cultivo se encuentra mayormente en pleno crecimiento vegetativo y avanzando hacia floración, en estado bueno a muy bueno general, a excepción de algunas áreas (Buenos Aires sur y suroeste. La Pampa norte) en condición regular. En Córdoba y Entre Ríos, ya se observan áreas con la oleaginosa a en llenado de grano, en buen estado, y Santa (norte) es la zona más avanzada, con el cultivo en etapa de madurez, también en buen estado general.

Por último, se destacó también que en Córdoba “no se aprecian cambios importantes, permaneciendo el centro y norte de la provincia en situación deficitaria”, explicaron.