El Ministerio de Transporte convocó a todas las cámaras del transporte de carga a una reunión que se realizará hoy, a las 10, para discutir los diferentes temas que atraviesa el sector, en el marco de la Mesa de Referencia de la Tarifa de Carga.

Fuentes de la cartera informaron a Télam que la convocatoria forma parte del diálogo y del encuentro realizado la semana pasada con todas las cámaras del sector.

Confirmaron su presencia la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeac), la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) y la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (Faetyl), por el sector transportista.

También estarán presentes en el encuentro dirigentes de Coninagro, del sector acopiador y del Ministerio de Agricultura.

Hasta el momento no confirmaron su presencia la Sociedad Rural Argentina, que pidió que se sume a la reunión a la Secretaría de Energía, ni Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), que viene llevando adelante un paro por tiempo indeterminado en reclamo por la falta de gasoil y para solicitar una actualización de la tarifa del servicio de carga, aceptó concurrir a la convocatoria, pero sin levantar la medida de fuerza.

La protesta se desarrolla con movilizaciones en las rutas, en las plantas de acopio y en los puertos cerealeros.

En lo que respecta a la medida de fuerza, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, dijo que “está paralizado el ingreso de camiones” al puerto de Rosario.

“El lunes, sobre 8.000 camiones promedio ingresaron 1.200, y hoy -por ayer- directamente no están ingresando”, indicó en declaraciones a radio Led.

La medida de fuerza cumplirá hoy tres días y es en reclamo de una actualización de la tarifa de carga y por el faltante de gasoil en algunos puntos del país, especialmente en el sur de Córdoba.

Idígoras precisó: “Desde Ciara calculamos entre 200.000 y 220.000 toneladas de granos que no van a ser procesadas y acondicionadas para exportación de manera diarias. Estamos teniendo en espera de carga a más de 50 barcos, lo que implica costos logísticos que hay que hacer frente todos los días”, destacó el empresario aceitero.