Nacionales | construcción | actividad | obra pública

La actividad de la construcción se desplomó 21,7% en enero por la paralización de la obra pública

Para encontrar índices tan negativos hay que remontarse a abril y mayo de 2020, en plena pandemia. Preocupación por el empleo

La actividad de la construcción registró en enero un derrumbe del 21,7% respecto de igual mes de 2023, informó el Indec, afectado principalmente por el parate total de la obra pública nacional.

En enero de 2024 el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación negativa de 10,2% respecto del mes anterior y el índice serie tendencia-ciclo registra una variación negativa de 2,5%.

Para ver números parecidos hay que remontarse a la época de pandemia, cuando el sector de la construcción marcó una caída de 76,3% en abril y 48,5% en mayo de 2020, los dos meses completo de encierro estricto por el Covid-19.

Sobre los puestos de trabajo también se encienden las alarmas.

Las mismas que habían encendido desde la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) cuando a principios de febrero, en oportunidad de celebrar el Consejo Federal de la Construcción, declararon la emergencia de la actividad en todo el país. Comienza a registrarse una baja de 3,2% con respecto del mismo mes del año anterior en la cantidad de puestos de trabajo.

Los datos del consumo aparente de los insumos para la construcción en enero de 2024 muestran, con relación a igual mes del año anterior, bajas significativas: 61,9% en asfalto, 40,6% en yeso, 38,6% en hierro redondo y aceros para la construcción, 28,6% en hormigón elaborado, 19,9% en cemento portland, 18,5% en mosaicos graníticos y calcáreos, 18,1% en ladrillos huecos, 12,6% en cales, 10,7% en pisos y revestimientos cerámicos, 10,4% en pinturas para construcción, 9,1% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción), 7,3% en placas de yeso y 3,7% en artículos sanitarios de cerámica.

Lo que viene

En relación con la proyección para los próximos meses, los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa de la construcción, realizada a grandes empresas del sector, muestran expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período febrero-abril de 2024.

En efecto, el 52,5% de las empresas que realizan principalmente obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses, mientras que 41,6% estima que disminuirá y 5,9%, que aumentará e indican como principales causas la caída de la actividad económica (30,1%) y la inestabilidad de los precios (28,5%).

En tanto, entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, el pesimismo es aún mayor: el 76,0% opina que el nivel de actividad disminuirá durante el período febrero-abril de 2024, mientras que 22,1% cree que no cambiará y 1,9% que aumentará e indican como principales causas la caída de la actividad económica (28,0%) y los atrasos en la cadena de pagos (24,4%)..

Fuerte retroceso de uno de los motores de la economía:el sector fabril cayó 12,4%

En un contexto de caída generalizada de la economía, en enero la industria se contrajo 12,4% interanual. En términos intermensuales se registró un retroceso de 1,3%. Así se desprende del informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), cuya última medición había arrojado una merma de 1,8% del sector industrial en 2023.

El sector se vio severamente afectado por la restricción del acceso a divisas para importar, la inflación creciente y la devaluación de fines del año pasado.

A lo largo del primer mes del año, 14 de las 16 divisiones de la industria manufacturera anotaron descensos interanuales. Ordenadas según su incidencia en el nivel general, cayeron “alimentos y bebidas” (6,4%), “sustancias y productos químicos” (12,1%), “maquinaria y equipo”, (33,5%), “industrias metálicas básicas” (19,3%), “otros equipos, aparatos e instrumentos” (32,5%) y “productos minerales no metálicos” (15,6%).

También retrocedieron los segmentos “muebles y colchones y otras industrias manufactureras” (24,6 por ciento), “productos de metal” (15,2%), “madera, papel, edición e impresión” (7,9%), “productos de caucho y plástico” (12,1%), “prendas de vestir, cuero y calzado” (13,9%), “vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes” (12,4%), “productos textiles” (9,5%) y “refinación del petróleo, coque y combustible nuclear” (1,3%).

Únicamente mostraron subas las categorías "productos de tabaco" (14,1%) y "otro equipo de transporte" (7,8%), lo que refleja que el desplome fue generalizado en enero, arrastrado por el salto del tipo de cambio de 118% aplicado a mediados de diciembre de 2023.