contagios | protocolos | Covid-19

Bares y cafés insisten en trabajar a puertas adentro por los días de frío

Tras una jornada fría en la ciudad, los establecimientos gastronómicos manifestaron que la concurrencia fue baja y reclaman alternativas al gobierno local para mantener la apertura de los mismos

Con la irrupción de la pandemia, uno de los sectores más golpeados fue el gastronómico, que hoy por hoy debe contar con una infraestructura al aire libre para poder desarrollar la actividad, por lo que se le suma la cuestión climática: los meses de frío no son los óptimos para que los clientes estén al afuera.

Sobre el tema se expresaron referentes del sector que poseen establecimientos gastronómicos y en gran medida les afectan las restricciones adoptadas por la ciudad de Villa María.

Maximiliano Veronese, propietario de Adonai café, aseguró que todavía la gente tiene dudas y confusión a la hora de ir a un bar, “estamos con una apertura media, se podría decir, la medida no está clara todavía para los mismos propietarios y no se está cumpliendo al 100%”, dijo.

Al mismo tiempo, argumentó que hoy por hoy están trabajando bajo la modalidad de café al paso y delivery, “con las temperaturas bajas que tenemos es lo único que podemos hacer, porque nadie se va a sentar afuera, por eso optamos por esa medida”, argumentó Veronese, quien se dedica al rubro en una zona del centro local que mantiene mucha concurrencia.

Con la vuelta de las actividades, los bares y cafés pueden realizar su apertura a partir de las 9.00 horas y hasta las 19.00 horas las personas pueden permanecer en las mesas ubicadas afuera del local.

“Hay que buscarle un vuelta porque con el frío es complicado que las personas se sienten afuera”, explicó Luciano Livetti, propietario de Luda Café.

En ese sentido, manifestó que la gente comenzó a optar por el café al paso como alternativa de consumo ante las medidas que se aplicaron en la provincia de Córdoba.

“Es difícil porque todavía no saben cómo funciona la nueva modalidad y le informamos cuando llegan”, declaró.

Y agregó:“Donde estamos es una zona de clínicas, donde la gente se mueve mucho y a veces llega gente de la región y no conocen las modalidades de trabajo que estamos aplicando”.

Contagios y protocolos

Sobre los contagios de Covid-19 en los espacios de trabajo, el propietario de Adonai Café dijo que desde el año 2020 mantienen los protocolos, “nuestro espacio no fue un lugar de contagios, siempre cumplimos los protocolos, para cuidarnos nosotros y para cuidar a los clientes que vienen”, dijo Veronese.

Al mismo tiempo, remarcó que no hay información de personas que se hayan contagiado adentro de un bar.

Por su parte, Livetti especificó que la gente que ingresa a los bares y cafés de la ciudad cumple con los protocolos y exige que los mismos sean aplicados correctamente.

“Todavía nos preguntan cuándo deben sacarse el barbijo, si cuando ingresan o se sientan en la mesa para consumir el pedido, es decir que hay intenciones de respetarlo”, explicó a este medio.

El propiertario del bar manifestó la necesidad de encontrar alternativas para seguir trabajando y cumpliendo las medidas sanitarias vigentes para evitar los contagios de Covid-19.

Por su parte, el dueño de Junior B, Eric Ciccarelli, dijo que no hay antecedentes de casos de contagios, ya que cumplen las medidas sanitarias.

Se generan complicaciones

Sobre las restricciones, el propiertario de Junior, B Eric Ciccarelli, opinó que las medidas sanitarias son sumamente necesarias para evitar los contagios de Covid-19, aunque destacó la necesidad de buscar otras alternativas porque las habilitaciones que se aplican no generan beneficios en el local.

“Yo habilité las mesas que están en la vereda pero como hace mucho frío la gente no quiere estar tanto tiempo sentada”, dijo Ciccarelli.

A su tiempo, explicó que hay locales que no cuentan con la infraestructura para brindar ese servicio o bien no se les permite habilitar.

En ese sentido, el propietario de Junior B aseguró que esta posibilidad funciona pero no en esta época del año, “no que vamos hacer cuando llueva o para que los clientes no pasen frío en nuestro local”, manifestó y remarcó que las ventas descendieron considerablemente en el último tiempo, lo cual provoca incertidumbre laboral para los trabajadores del rubro, ya que es su fuente de trabajo.

Ciccarelli explicó a este medio que no sirve trabajar de esta manera y que se mantiene la apertura del local por las fuentes laborales, “no es una respuesta muy favorable que tengo porque no me sirve y no tengo infraestructura para brindar ese servicio que es el único habilitado”, indicó.

Solicitud al Municipio

Del mismo modo que sus colegas de bares y cafés de Villa María, Eric Ciccarelli solicitó una reunión con autoridades locales para evaluar su situación, “no se con quién podemos hablar pero queremos congeniar para darle una solución a nuestra problemática”, dijo.

Y agregó:“Yo digo que sí afuera, pero que nos den la posibilidad de estar adentro con un porcentaje del 25% de personas con los protocolos sanitarios como corresponde”, explicó el gastronómico.

Por último, remarcó que están dispuestos a dialogar para encontrar alternativas de habilitaciones para trabajar de forma conjunta y evitar contagios de Covid-19