Provinciales | Córdoba | Agua | obra

El agua que viajará 350 kilómetros contra la pendiente, hasta Córdoba

La megaobra del acueducto que nace en Coronda y que llegará a la capital provincial luego de atravesar más de 80 localidades es un desafío para la ingeniería. Permitirá solucionar la provisión en buena parte de la provincia

Una megaobra de ingeniería se pondrá finalmente en marcha con el objetivo de llevar el agua desde la costera ciudad de Coronda, ubicada a orillas del Paraná, primero hasta San Francisco y luego a la capital provincial.

El primer tramo insumirá unos 144 kilómetros y atravesará de este a oeste Santa Fe y cruzará el límite hacia Córdoba. Para eso, el Fondo Kuwaití aprobó el crédito que será afrontado por ambas provincias para ejecutar el primer bloque de financiamiento.

En la primera etapa se prevé la construcción de la Obra de Toma y Planta Potabilizadora y el tendido troncal hasta San Francisco, a lo que se sumarán 345 kilómetros de ramales. Esa primera etapa de la obra de infraestructura básica beneficiará a 410.000 habitantes.

El Fondo Kuwaití para el Desarrollo Económico Árabe aprobó el contrato de préstamo por U$$ 50 millones para financiar el inicio de la primera etapa de construcción del Acueducto Interprovincial de mayor envergadura de la República Argentina hace dos semanas atrás.

Se trata de una obra estratégica para el abastecimiento de agua potable de ambas provincias a mediano y largo plazo. Dividida en dos etapas, la obra completa beneficiará a más de 1.200.000 habitantes de 36 localidades de Córdoba y a 47 de Santa Fe. En ese primer tramo desde Coronda hasta San Francisco se incluirán 6 estaciones de bombeo.

Una vez que el tendido de caños llegue a San Francisco se conectará a la red de acueductos existentes en la zona noreste de la provincia, previendo en una futura segunda etapa la extensión para llegar hasta la ciudad de Córdoba.

Ejecutada esta etapa, se podrá a futuro extender el sistema hasta la ciudad de Córdoba, previendo que para ese horizonte de diseño se podrá abastecer a otros 950.000 habitantes.

Obra completa

La obra completa (etapas 1 y 2, Coronda-Córdoba capital) beneficiará a 83 localidades (47 santafesinas y 36 cordobesas) en las que viven más de 1,2 millones de habitantes. El presupuesto total es de 441.538.302,62 dólares y será afrontado por ambas provincias, en conjunto.

No obstante, la obra se ejecutará en dos etapas. La primera, desde la nueva obra de toma sobre el río Paraná en Coronda (Santa Fe) hasta la ciudad de San Francisco (Córdoba). Con el bloque “A” de la fase 1 de la etapa 1 se ejecutarán la obra de toma, planta potabilizadora, estación de bombeo y primer tramo del acueducto.

El gobernador Juan Schiaretti remarcó en el momento del lanzamiento de la obra que “traerá agua desde el río Paraná para proveer agua potable a las localidades del centro y oeste de Santa Fe y noreste de Córdoba. La obra beneficiará a los habitantes de 83 poblaciones de Córdoba y Santa Fe. Se llevará a cabo en 2 etapas y 3 fases”, precisó.

Y luego destacó que “para los cordobeses la obra del acueducto es central, pensando en el futuro de nuestra provincia, porque significa no solo traer el agua del Paraná sino garantizar para las próximas décadas el abastecimiento del agua potable para Córdoba”.

En la llegada de los caños a San Francisco, la obra empalmará con el acueducto que corre por el este provincial, al que se le inyectará agua potable para abastecer a más de 500 mil habitantes.

“Va a requerir de estaciones de bombeo porque la pendiente del territorio va en sentido contrario, por lo cual el agua debe subir en el terreno”, explicó Edgar Castelló, secretario de Recursos Hídricos de Córdoba.

El diámetro del acueducto será de 1.700 milímetros, detalló el funcionario, quien agregó que la obra debía ser ejecutada sí o sí por Santa Fe por la baja calidad de agua que tiene en toda esa zona, que abarca localidades como San Jorge, Sastre o María Juana. “Al llegar el caño a San Francisco nos acoplaríamos al acueducto existente. En el este de nuestra provincia tenemos todo un sistema de acueductos por la mala calidad del agua. Los primeros son de la década de 1930, como el de Villa María a San Francisco, que a su vez tiene ramales a muchas localidades”, describió Castelló. En ese momento, unas 20 localidades de Córdoba podrán tener acceso al agua proveniente del Paraná.

El acueducto del este provincial toma agua del Ctalamochita y de perforaciones profundas, de buena calidad, pero de alto costo. Ese recurso podría ser redireccionado a partir de la llegada del nuevo acueducto, por ejemplo, hacia el sur provincial y mejorar el abastecimiento a Laboulaye y zona.

En cuanto a los plazos, la clave pasará por ir ajustando el financiamiento al avance de obra. Se estima que a mitad de año se llame a licitación internacional y una vez iniciada demandará entre 3 y 4 años ingresar a territorio cordobés, teniendo en cuenta que hay 345 kilómetros adicionales de ramales en Santa Fe. “Están todos los avales necesarios, pero veremos cómo va evolucionando”, dijo.