Los análisis médicos realizados a un bebé de un año de edad, que fue atendido en un Hospital de Córdoba tras ser derivado desde la ciudad de Corral de Bustos, arrojaron positivo en THC (cannabinoide que produce la planta de la marihuana).

Esto, además de las derivaciones médico-clínicas para el cuidado del menor, disparó una serie de disposiciones y operativos judiciales.

El bebé había sufrido una fuerte contusión en el domicilio familiar de la ciudad de Corral de Bustos que requirió el traslado a Córdoba.

Tras los análisis clínicos y la detección de THC en sangre, la Fiscalía de Violencia Familiar de turno inició las actuaciones y, por cuestiones de competencia territorial, derivó la causa a la fiscalía de instrucción de Corral de Bustos Ifflinger. Desde allí se tomaron distintas medidas vinculadas a la seguridad y control de la situación del menor, y además, se libraron tres órdenes de allanamiento sobre dos inmuebles de calle Fauda y uno de calle Libertad en la mencionada ciudad del sudeste provincial.

Participaron de Policía de la Provincia y la división K9 de la Fuerza Policial Antinarcotráfico. Se hallaron 125 dosis de marihuana, varias dosis de cocaína, dinero en efectivo ($ 400.100) un revólver calibre 32 y 6 cartuchos, además de elementos que se encuentran en infracción a la Ley Nacional 23.737.

Fue detenido un sujeto de 44 años de edad bajo la imputación de tenencia de estupefacientes. Intervino la Fiscalía de Instrucción de Corral de Bustos e Ifflinger a cargo de Pedro Guerra, quien dispuso el traslado del aprehendido a sede judicial.

Lo que se lee ahora