El juez federal Claudio Bonadio amplió ayer el procesamiento con prisión preventiva de la expresidenta y actual senadora nacional Cristina Kirchner, en el marco de la causa de los cuadernos por coimas en la obra pública.

Es por un total de cinco casos de cohecho en medio del mecanismo de sobornos que se investiga y en los que la exmandataria estaría involucrada, pero que no figuraban en las primeras acusaciones que se dictaron en su contra.

También resolvió ampliar el embargo "hasta cubrir la suma de 80.000.000 de pesos".

Bonadio resaltó que el pedido de prisión se podrá cumplir "cuando el Senado de la Nación apruebe el desafuero" de la actual legisladora de Unidad Ciudadana, "o bien, cuando cesen sus fueros" al terminar su mandato. También fueron procesados por estos cinco hechos algunos exrepresentantes de la empresa Electroingeniería, liderados por Gustavo Ferreyra, y el exsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta.

El primero de ellos está detenido en el penal de Marcos Paz, mientras que el segundo está alojado en el de Ezeiza, ambos por su presunta responsabilidad en esta causa.

"El desconocimiento de los sucesos que fue alegado en su presentación se vuelve más inverosímil aún si se tiene en cuenta que el destinatario del dinero recolectado en el ámbito del Ministerio señalado era el secretario privado de Presidencia y este era entregado, principalmente, en un domicilio de su propiedad (Uruguay 1306 de esta ciudad), como así también en la Quinta Residencial de Olivos", sostuvo el juez en el fallo .

Para Bonadio, la senadora "fue una de las destinatarias finales de las entregas de dinero efectuada el 21 de julio de 2010 –U$S 4.5000.000-, 23 de julio de 2010 –U$S 2.5000.000-, 30 de julio de 2010 –U$S 4.5000.000-, 4 de agosto de 2010 –U$S 4.5000.000- y 30 de septiembre de 2010 –U$S 4.5000.000-, provenientes de la firma Electroingeniería".

"Debe señalarse que de las anotaciones de Oscar Bernardo Centeno se desprende que los días 21 y 23 de julio de 2010, Roberto Baratta entregó el dinero recolectado a Néstor Kirchner en la Quinta Residencial de Olivos, mientras que las restantes entregas de dinero fueron entregadas a Daniel Muñoz en el domicilio de la calle Uruguay", agregó.

La expresidenta deberá notificarse en persona de esta decisión cuando regrese de su viaje a Cuba.

Bonadio sostuvo que quedó "al descubierto la existencia de varios sistemas de recaudación que funcionaban en el ámbito del citado Ministerio, en lo concerniente a la obra pública, las concesiones viales y el transporte, cada uno con una forma establecida y personas encargadas de coordinar y retirar los pagos realizados por directivos de empresas".

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas