Nacionales | Corte | proyecto | Rosenkrantz

Una diputada oficialista presentó un proyecto que impulsa el juicio político contra Rosenkrantz

Vanesa Siley le atribuye al presidente de la Corte Suprema "mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones".

La diputada nacional del Frente de Todos Vanesa Siley presentó un proyecto para promover el juicio político contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz.

A través de Twitter, la legisladora oficialista indicó que presentó el proyecto el 25 de septiembre, cuatro días antes de que la Corte aceptara el per saltum que antepusieron los tres jueces a los que el oficialismo quiere desplazar de sus cargos actuales por haber accedido a ellos con un traslado por decreto bajo la gestión anterior.

El proyecto pide abrir el proceso de juicio político contra Rosenkrantz bajo la acusación de "mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional".

"Rosenkrantz obstruye el pleno ejercicio de los derechos y garantías constitucionales. Sus compromisos políticos y económicos con corporaciones y personas vinculadas a la responsabilidad civil en la última dictadura militar están frenando el tratamiento de causas", afirmó Siley.

Al respecto, la legisladora sostuvo que el presidente del máximo tribunal "es responsable de cajonear la causa ´Blaquier´ para evitar que la Corte confirme el procesamiento de Carlos Pedro Blaquier por delitos de lesa humanidad".

Y agregó: "Tiene esa causa en su vocalía desde que asumió. Mientras sus familiares integran la misma fundación que los Blaquier".

Si bien al aclarar la fecha de presentación de su proyecto la diputada buscó desvincularlo del nuevo conflicto que se abrió entre la Corte y el Gobierno, la difusión de su iniciativa en la Cámara Baja suma un elemento más a la discusión que atraviesan por estos días ambos poderes.

El pasado jueves, la Corte abrió el per saltum presentado por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli para no ser removidos de sus cargos actuales luego de que el Senado, con mayoría oficialista, rechazara los traslados que en su momento realizó Mauricio Macri.

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton aceptaron el pedido de per saltum con sus argumentos y Rosenkrantz presentó los suyos por separado, pero aceptando también el recurso excepcional que presentaron los magistrados.

El máximo tribunal resolvió suspender el trámite para el desplazamiento a sus cargos de origen de los tres jueces que participaron de causas que vinculan a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

No es la primera vez que una diputada nacional presenta un pedido de juicio político contra un juez de la Corte Suprema: la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, presentó una iniciativa similar en 2017 contra Lorenzetti y la amplió en 2018.

Referentes de Juntos por el Cambio criticaron el proyecto de la diputada Siley y se lo atribuyeron a la vicepresidenta Cristina Krichner.

A través de Twitter, la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, fue una de las primeras en opinar sobre la iniciativa presentada por Siley días antes de que la Corte habilitara el per saltum para tratar el caso de los tres jueces desplazados por el oficialismo, y afirmó: "Qué obstinación la de Cristina Kirchner".

"Siempre el mismo modus operandi: señalar públicamente a alguien, fagocitar el escrache y presentar un juicio político por una decisión que va en contra de lo que ella quiere. Defenderemos a Rosenkrantz y la división de poderes siempre", agregó.

Por su parte, el diputado y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, consideró que "el kirchnerismo muestra su único proyecto: tener una Justicia adicta" y agregó: "La vicepresidenta es investigada por múltiples causas de corrupción. La mejor política que implementó el Gobierno es tratar de salvar a la jefa".

Lo que se lee ahora