Tranquera Abierta | Cosechadora | Metalfor | José Luis Dassie

La cosechadora cordobesa que desafía a las multinacionales

La empresa Metalfor lanzó al mercado su última creación y espera producir 20 al año para luego escalar y allí apuntarle a la exportación

En dos décadas, la participación de cosechadoras de origen nacional en el mercado se desplomó a los mínimos actuales, en donde las fábricas de capital argentino apenas aportan el 1% de las máquinas que se comercializan. Sin embargo, en Córdoba, hay intención de remar contra la corriente y la semana pasada se presentó el flamante desarrollo de Metalfor: una cosechadora con mucho avance tecnológico que buscará meterse en un terreno que hoy dominan cómodamente las multinacionales.

José Luis Dassie es director de la firma oriunda de Marcos Juárez y desde allí explicó por qué cree que este lanzamiento puede ser un éxito en el mercado, aunque reconoce las adversidades y adelanta que la intención es ir “paso a paso”.

“Venimos investigando, trabajando, generando la ingeniería y los antecedentes necesarios de la cosechadora ya que cuando tomamos la empresa Metalfor contaba con una línea que era muy artesanal. Se hacía en baja escala, y nuestra idea fue trabajar fuertemente para encontrarle una tecnología y una aplicación al sector productivo totalmente distintas”, dice el directivo de la empresa.

¿Cómo llegan a este lanzamiento?

El core business de Metalfor fue la pulverización, y lo es. Por eso trabajamos mucho en mejorar calidad, estándares de entrega a clientes, aprovisionamiento en cada una de las sucursales. Fue el primer gran desafío. Y después incurrimos en fertilización que era algo que estaba desarrollado. Y se mantenía latente el tema de cosechadoras que lo seguíamos trabajando con nuestro equipo de ingeniería, haciendo pruebas a campo, hasta lograr un producto que consideramos que estaba a la altura de ser presentado a un mercado altamente competitivo.

Pero es un nicho muy diferente...

La cosechadora es la maquinaria más compleja que tiene hoy el sector y por otro lado es un segmento dominado ampliamente por multinacionales y queremos presentar y ofrecer una solución de calidad y que además sea altamente competitiva con respecto a todo lo que hoy enfrenta como desafío un productor o contratista.

¿Qué características tiene?

La máquina apunta a un bajo mantenimiento. Está montada sobre un motor Scania que entrega entre 350 y 370 caballos, tiene una cabina de alta confortabilidad. Pensamos mucho en el confort de la persona que va a estar arriba y por eso cuenta con aire acondicionado, una heladera, una butaca con coolers para tener refrigeración sobre todo en la parte de la espalda. También viene con parasoles laterales, una cámara de visión 360 que es una innovación tecnológica que permite ver a la cosechadora como desde un drone, desde arriba, y muestra así todo el perímetro de la máquina, lo que hace muy fácil maniobrar en espacios reducidos. Además permite ver qué otras maquinarias hay en los laterales, y cuando llega el momento de la descarga hay otra cámara en el tubo de descarga para hacerlo sobre el acoplado, cámaras de motor, pantalla de 10 pulgadas. Creemos que generamos una máquina con alta performance. Estamos convencidos que logramos un producto totalmente adaptado a nuestro campo.

José Luis Dassie. Director de Metalfor.

¿Es competitiva en precio?

Es competitiva en precio, sin dudas. Es industria nacional porque tenemos 70 y 80 por ciento de los componentes que son nacionales. Fabricamos todo bajo estándares de calidad y para eso hicimos mucho trabajo con los proveedores. No estamos pensando en la coyuntura, que es compleja, sino en un proyecto de mediano y largo plazo y queremos que sea sostenible en ese tiempo. Y no sólo para la Argentina, sino también para afuera. Queremos que este producto llegue a exportarse cuando tengamos volúmenes suficientes de producción.

¿Cuántos proveedores requiere un desarrollo de estas características?

Implica unos 200 proveedores aproximadamente. Hablamos de empresas. Muchos de ellos son de Córdoba, pero también de Buenos Aires, Santa Fe y naturalmente de afuera. Dentro de la maquinaria hay proveedores de alta calidad en el país. Incluso trabajamos con vínculos con la industria automotriz.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FMetalforSA%2Fstatus%2F1375543091881476098

¿Tienen o piensan que van a tener dificultades con las partes importadas en este contexto de cepo y trabas externas?

Siempre nos tiene preocupados el tema, pero tenemos que ser sinceros con la situación que tenemos. Al producir esta maquinaria con fuerte procentaje de industria nacional, al generar la mano de obra -hoy superamos los mil trabajadores- no tuvimos inconvenientes. El motor Scania es importado, una transmisión, también. Y hasta ahora no tuvimos inconvenientes.

¿Sienten que desafían la gravedad al entrar a un mercado dominado por empresas globales?

Si nos vamos 20 años atrás encontramos que había 25 fábricas de cosechadoras en el país. Y nos preguntamos si era lógica esa cantidad para este mercado. Pareciera que estaba sobredimensionada. A los 10 años quedaba la mitad, pero tenían el 25% del mercado. Hoy no alcanza ni el 1% en mano de empresas nacionales. Está todo bajo industrias multinacionales. Sí es un gran desafío, pero no miramos el corto plazo. No le tenemos miedo a los desafíos porque confiamos en nuestro producto, que se adapta claramente a las necesidades de un productor o un contratista. Y con eso, más la trayectoria de Metalfor y los 25 locales que tenemos en todo el pais, que son propios, esperamos tener un gran desempeño. E incorporamos un centro de distribución de repuestos en Rosario que nos permite colocar en cualquier punto del país un repuesto a las 24 o 48 horas. Por eso creemos que estamos a la altura para competir mano a mano con cualquier multinacional, en un segmento que es el más complicado de todos.

¿Qué volumen de producción tienen y cuál esperan alcanzar?

Adquirimos una planta industrial nueva que nos suma 9 mil metros cuadrados de planta productiva. Antes se hacía una a una y ahora armamos una línea de producción. Hoy no esperamos ir más allá de las 20 máquinas por año, pero sí vamos a generar escala para abastecer una porción del mercado.

La maquinaria en general vive un boom, ¿puede sostenerse?

Hay varias razones que explican el buen momento. El año pasado aparecieron tasas más competitivas, plazos, una buena cosecha que predispone al productor, la brecha cambiaria, el alza de los commodities en el mundo y por todo eso el año fue muy bueno. Y este si se dan los volúmenes de cosecha que se preven, tendremos otro muy bueno seguramente por delante.