Policiales | crimen | balazo | asesinato

Mataron a un hombre de un balazo en el pecho: el principal sospechoso cayó en Las Mojarras

El hecho se dio ayer a la madrugada en barrio Felipe Botta. Un joven de 19 años fue detenido por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Vecinos del sector aseguran que la violencia va en aumento, de la mano del consumo problemático de sustancias

Villa María registró este lunes, en la parte final del mes de mayo, su primer homicidio del año. Sucedió en horas de la madrugada, aproximadamente a las 3, en barrio Felipe Botta. La víctima resultó ser un hombre de 44 años, a quien la Justicia identificó como Darío David Unzeta, domiciliado en la localidad de Ballesteros Sud.

Por el sangriento episodio fue arrestado horas más tarde, en la zona rural del paraje Las Mojarras, un joven de 19 años, a quien se le atribuye la autoría del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Respecto de la identidad del presunto homicida, se pudo saber que se trata de Benjamín Cativelli.

Vecinos del barrio Botta no salían del asombro tras el brutal crimen que, según indicaron, se dio en un contexto de violencia que escala día tras día.

Además, afirmaron que esta situación se ve acompañada por una temática que trae preocupación a cientos de familias: el consumo problemático de sustancias.

“Los chicos están alborotados. Se ve mucha droga. Consumen en la calle. El barrio está bastante pesado”, afirmó una frentista.

A su vez, también puso en conocimiento de este medio otro hecho que generó conmoción en dicha barriada y que tuvo que ver con un joven que se quitó la vida durante el fin de semana.

Crimen y huida

La Policía tomó conocimiento del violento hecho cuando la víctima ingresó a las instalaciones del Hospital Regional Pasteur con una herida de bala en el pecho. Su traslado se dio alrededor de las 3, aseguraron fuentes judiciales.

Médicos del nosocomio hicieron todo lo posible para salvarle la vida, pero el cuadro clínico, con el correr de los minutos, se volvió irreversible y así se produjo su deceso.

Las actuaciones que tomó personal policial fueron puestas en conocimiento de la Fiscalía de Instrucción del Primer Turno, a cargo de Silvia Maldonado, que ordenó como primera medida un análisis minucioso del lugar del hecho y de las cámaras públicas ubicadas en sus inmediaciones, como así también la realización de entrevistas a vecinos y testigos.

Una camioneta marca Toyota Hilux que fue hallada abandonada por los pesquisas resultó ser la prueba clave que permitió más tarde dar con el paradero del presunto homicida.

Para el esclarecimiento del hecho también fue crucial la información que aportó el Centro de Monitoreo de Villa María, área que trabajó bajo la fiscalización de la Unidad Regional Departamental General San Martín.

Las pistas condujeron a los investigadores a las afueras de la ciudad, más precisamente al paraje Las Mojarras.

Finalmente, el sujeto que era buscado fue interceptado en la zona rural de dicho pueblo.

Participaron del operativo de búsqueda uniformados del destacamento Arroyo Algodón, de la Patrulla Preventiva y de la Dirección de Patrullas Rurales Sur. Según se precisó, la coordinación corrió por cuenta del jefe de esta regional, Maximiliano Funes, y el subdirector, Javier Veronese.

De las averiguaciones, llevadas a cabo por la fiscal Maldonado, se desprende que la víctima y el victimario mantuvieron antes de que se ejecutara el disparo una acalorada discusión por motivos que no fueron precisados y que se investigan.

Las versiones que llegaron a este matutino y que eran barajadas por la Justicia hablan de un conflicto vinculado con la venta de drogas.