Provinciales | crimen | Nora | testigo

Policía Científica: "Aún nos preguntamos por qué no nos llamaron"

Declaró el jefe de esa área para el interior de la provincia. Lamentó no haber sido convocados desde el inicio del hallazgo del cuerpo de Nora Dalmasso. Recordó que el primer examen no encontró semen en la escena del crimen

La declaración del bioquímico Néstor Gutiérrez (61), actual jefe para el interior cordobés de la Policía Científica, fue el único aspecto saliente de la audiencia por el crimen de Nora Dalmasso que ayer se completó con dos testigos intrascendentes: un colocador de pisos que trabaja en un campo a más de 300 kilómetros de Río Cuarto y un amigo íntimo del acusado Marcelo Macarrón cuya presencia costaba entender, pues no tuvo la mínima relación con el hecho que se está investigando.

El funcionario que llegó a la mañana de Córdoba debió esperar largas horas para hablar, ya pasado el mediodía del miércoles.

Dijo que todavía hoy le llama la atención que el fiscal que inicialmente estuvo a cargo de la causa Dalmasso no hubiera convocado a la Policía Científica para recabar las pruebas en la escena del crimen. “Recién el 8 de diciembre de 2006, recibí un llamado de la doctora Modesti donde me dice que íbamos a tener que actuar en el caso”, confió el testigo.

Recordó que la prestigiosa profesional estaba a cargo de lo que entonces era el Ceprocor, laboratorio que se ocupó de hacer la primera pericia del material genético que quedó en la habitación de la vivienda familiar donde hallaron el cadáver de Nora.

A pedido de la defensa de Marcelo Macarrón, Gutiérrez leyó las conclusiones de la pericia de sábanas, bata, cinto y otros elementos recogidos en la escena del crimen que no indicaron presencia de semen.

El testigo agregó que supo que luego de ese examen inicial se llevaron las muestras a Estados Unidos para que las examinara el FBI. “Pero nosotros nunca recibimos esos resultados y tampoco nos correspondía recibirlo”, aclaró.

Dijo que la Policía Científica hoy tiene una sede en Río Cuarto, pero por entonces sólo tenía su centro de operaciones en Córdoba capital, por eso dijo: “Me sorprende que no llamaran a nadie de la Policía Científica, todavía hoy nos preguntamos por qué no nos convocaron”, dijo el funcionario que, por entonces, era jefe del área Química Legal.

Remarcó, además, que el protocolo indica que lo primero que debe hacerse es preservar la escena del crimen. El fiscal Julio Rivero le hizo saber al testigo que en la Villa Golf, esa precaución estuvo lejos de concretarse.