La actividad que realizan de manera diaria los cadetes en la ciudad y la región también se vio atravesada por la crisis que transita por estas semanas el país, en el marco de una inflación que avanza mes a mes.

El secretario adjunto del Sindicato Único de Cadetes de Villa María, Carlos Díaz, en declaraciones a este matutino, se mostró preocupado por la suba del combustible, variable que hizo que aumenten las tarifas.

“La nafta ha subido, los precios y los repuestos también, por eso tuvimos que subir los precios de los viajes. Ahora, el mínimo está a 1.500 pesos dentro de los cuatro bulevares, en la actualidad no nos alcanza ni para comprar útiles o ropa a nuestros hijos. Como cadetes también tenemos que sobrevivir”, manifestó con angustia el referente del sector.

Según indicó, en Villa María hay alrededor de 3.500 cadetes, entre particulares y trabajadores que forman parte de empresas.

Como dato positivo, dio a conocer que en el corto plazo se realizarán tres capacitaciones para cadetes de la ciudad.

En ese sentido, contó que la primera formación consistirá en dos jornadas de manejo que cerrarán con la entrega de cascos. Asimismo, dijo que las restantes capacitaciones serán sobre mecánica y sobre primeros auxilios.

Lo que se lee ahora