Provinciales | crisis | caída | ventas

Córdoba: la caída de ventas fue del 10% durante enero y afecta a varios rubros

Los afectados son Alimentos, Calzados, Electrodomésticos, Ferretería, Indumentaria, Juguetería, Neumáticos y Perfumería. El 80 por ciento se hizo con tarjetas de crédito y el 20 por ciento restante al contado

En enero, la caída en las ventas fue del 10 por ciento en la provincia de Córdoba y afecta transversalmente a todos los rubros, se informó a Puntal.

Cuando en meses anteriores las actividades más perjudicadas eran las vinculadas con los alimentos y la indumentaria, esta vez la baja abarca a varias categorías.

Esta disminución del consumo en los hogares cordobeses impactó en Alimentos y Bebidas, Artículos Deportivos y de Recreación, Calzados y Marroquinería, Electrodomésticos y Artículos Electrónicos, Farmacia, Ferretería, Materiales Eléctricos y Materiales para la Construcción, Indumentaria, Juguetería y Librerías, Muebles y Decoración, Neumáticos y Repuestos, Perfumería y Cosmética.

Según Fedecom, en diciembre la caída en las ventas fue del 9,4% en la provincia.

La contracción económica se viene produciendo desde hace ya varios meses, con el consecuente efecto en los distintos rubros.

El relevamiento se hizo con los comercios cordobeses que están adheridos a cámaras y centros comerciales de la provincia.

La explicación de esto tiene que ver con la escalada inflacionaria y el bajo poder adquisitivo, que hace que las familias cordobesas sean, cada vez, más selectivas a la hora de hacer las compras.

Hoy por hoy, los hogares concentran sus ingresos en lo que son alimentos y dejan en un segundo plano todo lo que es vestimenta y construcción.

Esto tiene que ver con la escalada inflacionaria y el bajo poder adquisitivo, que hace que las familias cordobesas sean más selectivas a la hora de hacer las compras. Hoy por hoy, los hogares concentran sus ingresos en lo que son alimentos.

En la actualidad, la plata no alcanza y las familias cordobesas no llegan a fin de mes.

Además, los precios de alimentos y demás rubros no han dejado de aumentar, como consecuencia de la inflación y la devaluación.

Según publicó Puntal, la caída en el consumo ha generado cambio de hábitos alimenticios en los cordobeses.

Por ejemplo, la carne fue reemplazada por los fideos y la leche por el mate cocido.

En cuanto a la forma de pago, el 80 por ciento se hizo con tarjetas de crédito y el 20 por ciento restante al contado.

Como se puede observar, cada vez las familias cordobesas se endeudan más para alimentarse.