Nacionales | Cristina Kirchner | Martín Guzmán | Senado

Cristina Kirchner llamó a Guzmán y le negó que estuviera pidiendo su desplazamiento

La vicepresidenta le transmitió al ministro de Economía que no está incluido en su reclamo de modificaciones en el gabinete.

La vicepresidenta Cristina Kirchner llamó ayer al ministro de Economía, Martín Guzmán, para decirle que no pide su renuncia al cargo, en medio de la alta tensión política en la coalición de Gobierno.

La titular del Senado le señaló al funcionario nacional que no reclama su dimisión, al hacer una diferencia entre él y otros integrantes del Gabinete.

De esta forma, Cristina Kirchner dejó afuera de su reclamo de modificaciones en el equipo de Gobierno al ministro de Economía.

La conversación, que se dio de manera informal este miércoles en medio de la tensión, tuvo lugar luego de que los ministros cercanos a la vicepresidenta Kirchner pusieran su renuncia a disposición de Alberto Fernández.

Las especulaciones sobre una avanzada del kirchnerismo para empujar a Guzmán afuera del Gabinete aumentaron luego de que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, principal referente económico de Cristina Kirchner, había afirmado en un reportaje periodístico que "para alcanzar la recuperación y compensar las pérdidas de la pandemia, hay que relajar la mirada fiscalista".

Sin embargo, los cañones no estarían apuntando a Guzmán, quien todavía tiene pendiente cerrar el capítulo de la reestructuración de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Como principales blancos móviles del kirchnerismo siguen sonando los nombres del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de su par de Trabajo, Claudio Moroni; además del Secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

En la mañana de este miércoles, los ministros Eduardo "Wado" de Pedro, Tristán Bauer, Roberto Salvarezza y Martín Soria, además de Luana Volnovich y Fernanda Raverta, hicieron público que ponían sus renuncias a disposición del presidente, en una suerte de maniobra de presión para forzar la salida de alguno de los que Cristina Kirchner denominó alguna vez "funcionarios que no funcionan".

Sin embargo, el jefe de Estado viene resistiendo esas presiones y por el momento ratifica a todos sus ministros en sus puestos del Gabinete.