Nacionales | Cristina | Justicia | Vialidad Nacional

Para Cristina, "las garantías procesales no aplican si sos peronista"

La vicepresidenta criticó las acusaciones contra ella de los fiscales en el marco de la causa Vialidad, ya que -aseguró- la están juzgando nuevamente por un delito en el que ya fue sobreseída. Recordó el caso del expresidente De la Rúa, quien fue exculpado por los asesinatos de manifestantes en las protestas del 19 y 20 de diciembre de 2001

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que "las garantías procesales de no ser juzgado dos veces por el mismo hecho no aplican si sos peronista", al ampliar sus dichos sobre los antecedentes jurisprudenciales del caso contra el exmandatario Fernando de la Rúa por la represión de 2001 y compararlos con el proceso judicial en su contra por la causa Vialidad.

La expresidenta lo hizo en esta ocasión por medio de una carta publicada en su web oficial, titulada de "De penas y olvidos".

La presidenta del Senado había expuesto ese argumento durante su defensa la semana pasada ante el tribunal.

Básicamente, consideró que De la Rúa sabía lo que estaba ocurriendo en las calles durante el 19 y 20 de diciembre de 2001 y que aún así los jueces consideraron lo contrario, mientras que en su caso, aseguró que ella desconocía lo que ocurría con los contratos de obras que iban a Santa Cruz, aunque los fiscales consideran lo contrario.

"No sólo De la Rúa resultó sobreseído por el juez Bonadio en la acusación por homicidio culposo -fallo confirmado por los camaristas Irurzun y Farah-, sino que además, los otros dos firmantes del decreto 1678 del 19 de diciembre de 2001, en el que se declaró el Estado de Sitio: el jefe de gabinete Chrystian Colombo y el ministro del Interior Ramón Mestre, ni siquiera, resultaron acusados", afirmó.

El texto de la vicepresidenta puntualizó sobre las 39 personas que murieron en todo el país luego de que el Ejecutivo nacional, comandado en ese momento por el radicalismo diera luz verde a la represión policial y - posteriormente- al Estado de sitio en medio del estallido social del país a fines del 2001.

"Para el resto, aunque sean delitos contra la vida ocurridos a metros de la Casa Rosada, a plena luz del día y transmitidos en vivo por todos los canales de televisión (nadie absolutamente nadie podía ignorar lo que pasaba) para ellos Derecho Penal liberal, con todas las garantías y principios del debido proceso", cuestionó.

"Pero entonces ¿nadie fue condenado por la violencia que provocó tantos muertos en la Plaza de Mayo y en el resto del país y que hizo colapsar la institucionalidad en la República Argentina?", se preguntó.

En ese sentido, mencionó que "el 23 de mayo de 2016 -15 años después- el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 6 condenó a Enrique Mathov, el exsecretario de Seguridad de la Alianza, a 4 años y 9 meses de prisión" y a "Rubén Santos, exjefe de la Policía Federal, a 4 años de cárcel" en la causa por la llamada masacre de Plaza de Mayo del 20 de diciembre de 2001, que dejó cinco muertos.

Sin embargo, marcó que años después ambas penas fueron revisadas y se acortaron.

"Luego de una reevaluación del monto de las penas ordenada por la Cámara Federal de Casación Penal, el tribunal redujo la condena de Enrique Mathov a cuatro años y tres meses de prisión. También redujo la pena de Rubén Santos a tres años y seis meses", indicó Cristina y destacó que a Mathov "le dictaron la inhabilitación especial para ejercer cargos públicos sólo por el término de 8 años y 6 meses".

También cuestionó la participación de Rodrigo Giménez Uriburu, que será uno de los jueces que definirán el destino judicial de la vicepresidenta en la causa Vialidad, en el proceso que atravesaron las condenas de Mathov y Santos.

Además, volvió a mencionarlo como "el arquero del Liverpool, el equipo que integra con el fiscal Luciani", respecto a que ambos miembros de la Justicia jugaban al fútbol en la quinta del expresidente Mauricio Macri.

"El TOF 6 redujo las penas en función de la revisión propiciada por la Cámara de Casación Federal, que en su pronunciamiento había cuestionado que en la misma sentencia de juicio se había realizado una doble valoración del carácter de funcionarios públicos de los condenados, por lo cual se habría transgredido el principio llamado ne bis in ídem, es decir la garantía de no ser juzgado dos veces por el mismo hecho", continuó.

“Cinco veces juzgada por el mismo hecho”

"Curiosamente –amplió– la misma Sala 1 de Casación, integrada por Daniel Petrone y Diego Barroetaveña, es la que tiene dos causas de Asociación Ilícita, (Memorándum y Hotesur-Los Sauces), que junto a la de Vialidad, que también calificaron como asociación ilícita, forman parte de las cinco causas que en forma separada y con el mismo tipo penal se llevan adelante en mi contra o sea… cinco veces juzgada por el mismo hecho, ¿qué nombre tendrá en latín?".

Para finalizar, Cristina Kirchner se despachó con la última actualización que tuvieron las condenas por la represión de finales de diciembre de 2001.

"En mayo 2022 -o sea 21 años después- la misma Sala I de Casación hizo lugar al recurso extraordinario de Mathov y Santos, por lo que las penas por los homicidios en la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001 se encuentran sin ejecución por no estar firmes", concluyó.

Esta semana son los alegatos de Carlos Kirchner, José López y Lázaro Báez

Luego de las tres jornadas del alegato de la defensa de Cristina Kirchner por el caso de las obras públicas concedidas al empresario Lázaro Báez en la provincia de Santa Cruz, esta semana será el turno de las defensas de Carlos Kirchner, del exsecretario de Obras Públicas José López y de Lázaro Báez, que comenzará el viernes y terminará la semana próxima.

En total, quedan siete defensas por alegar antes de entrar en la etapa final del juicio.

El juicio continuará hoy con el alegato de Carlos Kirchner, exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal y primo de Néstor Kirchner. La expectativa del Tribunal Oral Federal 2 es dar a conocer el veredicto antes de fin de año.

En su intervención, el viernes pasado, Cristina Kirchner pidió que se investigue por prevaricato a los fiscales federales Diego Luciani y Sergio Mola, quienes pidieron que sea condenada a 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicas. “Se desmontaron las increíbles mentiras que desarrollando los fiscales Mola y Luciani y además quedaron a la luz del día la arbitrariedades que se han cometido en este juicio”, dijo la vicepresidenta.

Pero además vinculó el intento de homicidio que sufrió el 1° de septiembre pasado con el juicio y las causas judiciales que afronta. “Desde el ámbito judicial se da licencia social para que alguien pueda hacer cualquiera. Esto es crear un clima que han construido, no con las tres toneladas de prueba, lo que hay son 30 toneladas de tapas de Clarín, de La Nación y de alguna otra revista semanal donde se va estigmatizado a una mujer. Me siento en estado de indefensión con este país y con este poder judicial”.

Lo que se lee ahora