Policiales | crueldad | normativa | torturas

Imputaron al guardiacárcel que chocó, arrastró y mató a una perra

El hecho que generó la indignación de organizaciones protectoras de animales ocurrió durante el anochecer del jueves 30 de diciembre. Al automovilista le imputan haber infringido lo normado en la denominada Ley Sarmiento

A primeras horas de este lunes, la Fiscalía de Feria confirmó la imputación del guardiacárcel que atropelló, arrastró y mató a una perra llamada “Negrita”, caso que se hizo viral en Villa María y que generó una profunda indignación de la comunidad, especialmente de organizaciones protectoras de animales de todo el país.

El magistrado a cargo de la investigación, René Bosio, confirmó ante la consulta de Puntal Villa María que la imputación de Franco Audisio, oriundo de la localidad de Alta Gracia, y de profesión guardiacárcel, estuvo fundada en la infracción de la Ley 14.346, comúnmente llamada ley “Sarmiento”, normativa que castiga a las personas que realicen actos de crueldad en perjuicio de los animales.

A través de las pesquisas realizadas, la Justicia pudo identificar la patente del rodado, y en consonancia, a su conductor. El automóvil finalmente fue secuestrado para ser analizado.

Los hechos

Desde Tribunales señalaron que todo lo acontecido tuvo lugar en barrio Solares del Norte, durante la noche del jueves 30 de diciembre, aproximadamente a las 20.30 horas.

Según lo indicado, “Negrita”, una galgo, fue embestida por un automóvil marca Renault Clio cuando intentaba cruzar un campito situado a la vera de calle Rawson.

El conductor de dicho rodado, Franco Audisio, no detuvo su marcha y arrastró por unas seis cuadras a la perra. Tampoco le prestó importancia a los gritos que llegaron desde los costados por parte de los vecinos del lugar.

“Negrita” quedó tendida en la carpeta asfáltica metros más adelante. Frentistas la socorrieron y la trasladaron urgentemente a una veterinaria, donde no pudieron salvarle la vida.

Según se indicó, la perra le pertenecía a Fabián Frugnoletti, un vecino de 44 años.

Tras la lamentable muerte de “Negrita”, llegó la denuncia, accionar que fue asentado en la Unidad Judicial.

El caso de la galga se viralizó rápidamente por plataformas sociales, e incluso llegó hasta entidades protectoras de índole nacional. Durante varios días, las redes se i-nundaron de mensajes y pedidos de justicia.

Ley Sarmiento

El delito que recae sobre Audisio forma parte de la Ley 14.346, normativa que fue sancionada en 1954 por el Congreso de la Nación.

El artículo introductorio de la Ley Sarmiento expresa que será reprimido con prisión de 15 días a un año “el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”.

El violento accionar del guardiacárcel coincide con lo expresado en el apartado 7 del artículo 3. Precisamente, allí se habla de “lastimar o arrollar animales intencionalmente”, de “causarles torturas o sufrimientos innecesarios”, y de “matarlos por el solo espíritu de perversidad”.

Audisio.jpg