Villa María | cuantas-publicas | balance-2017 | superavit

El balance de 2017 refleja un superávit de $ 18,1 millones

Según el informe del Tribunal de Cuentas, el año pasado los ingresos totales sumaron 1083 millones de pesos, los egresos 937,6 millones y las obras en ejecución 127,8 millones

El balance 2017 del Municipio mostró un cierre superavitario para las cuentas públicas al 31 de diciembre. Esto es lo que muestra el informe del Tribunal de Cuentas al que accedió este diario.

También evidenció que la diferencia positiva de ingresos en relación con los gastos fue de 18,1 millones de pesos. 

Esto a partir de que los ingresos totales ascendieron a 1083,5 millones de pesos, y los gastos totales a 937,6 millones de pesos. De allí surge un superávit corriente de 145,9 millones de pesos al que si se le descuentan los 127,8 millones de pesos por obras en ejecución, resulta los poco más de 18 millones en que ingresos le ganaron a los gastos en la foto al cierre del ejercicio del año pasado.

Por otra parte, y en referencia a la situación patrimonial, al último día de 2017 el activo sumaba un total de 211,4 millones de pesos, y el pasivo 110,7  millones de pesos. En definitiva, el patrimonio neto era de 100,6 millones de pesos.

Esos son los números generales que muestra el instrumento que desde el Ejecutivo se remitió al Concejo Deliberante el 30 de junio de este año, tal como lo establece la Carta Orgánica Municipal, pero que en la sede legislativa no tuvo tratamiento.

Esta situación, que se da por tercera vez en esta gestión, hizo que el balance tuviera aprobación ficta, es decir por el propio paso del tiempo, tal como reclamaron desde el bloque opositor Juntos por Villa María, a través de su titular, Gisele Machicado (ver edición de ayer).

Una de las claves de esa decisión de no tratar el balance puede encontrarse en que para la aprobación de este instrumento el oficialismo necesita mayoría agravada, que son 8 votos. Esto con doble lectura y audiencia pública intermedia.

Dictámenes de cada uno

El Tribunal de Cuentas está integrado por el presidente, Julio Oyola, y dos vocales, una oficialista, que es Mariela Boaglio, y otra de la oposición, Patricia Gómez. 

En el escrito que llegó al Deliberante como informe adjunto, después de hacer el análisis en particular de los estados contables, de la forma en que se registran los gastos, la deuda, el estado del flujo de efectivo y los créditos a cobrar, cada uno de los tribunos expuso su opinión.

En ese punto, existió más coincidencia entre Oyola y Gómez que entre Oyola y Boaglio, en vista de que esta última directamente omitió opinar.

En su segmento, Patricia Gómez, después de distintas consideraciones, expuso que el dictamen se emitía “conforme lo expuesto  en el balance presentado por la Secretaría de Economía y el informe de la Secretaría Técnica, donde se concluye que el mismo representa razonablemente la situación patrimonial al 31 de diciembre de 2017”.

Boaglio, por su parte, hizo “aclaraciones y salvedades”, y se remitió a observaciones expuestas en su voto por el Estado de Ejecución Presupuestaria del cuarto trimestre 2017. Sostuvo que no podía conocer “con certeza cuál es el estado real financiero y patrimonial del fisco municipal, más precisamente a cuánto ascienden los activos líquidos en las actas y a cuánto suman las deudas del Municipio”. Y en ese marco se abstuvo de emitir dictamen.

Oyola hizo distintas aclaraciones, como que las contrataciones realizadas se hicieron con “estricto apego al regimen vigente” y disposiciones de la Carta Orgánica; o que “la previsión para juicios reconocida en los estados contables del Municipio es registrada por la Secretaría de Economía y Finanzas en base a información proporcionada por Asesoría Letrada, que es quien evalúa y estima la probabilidad de ocurrencia y su cuantificación”. 

Finalmente concluyó que el balance 2017 y sus anexos “representa razonablemente la situación patrimonial al 31 de diciembre”.



Mariana Corradini.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas