Villa María | cuarteto | Festival |

El calor del cuarteto

Grandes exponentes del género se adueñaron del Anfiteatro durante tres noches. La Mona Jiménez, después de ocho años, volvió a brillar en Villa María. Al cierre de esta edición, y en la última velada cuartetera, subía al escenario Magui Olave

El Anfi de Villa María vibró durante tres noches con los mejores exponentes de la música popular de Córdoba, quienes se dieron cita en el primer Festival Nacional del Cuarteto, evento que organizó la productora Universo Jiménez por los 80 años de vida del género.

Pese al frío, no hubo excusas para bailar y corear los temas que cada artista llevó al escenario mayor del coloso de cemento, que “explotó” el sábado al recibir al “mandamás” del “tunga tunga”, La Mona Jiménez.

Fue la noche más convocante de todas, y de eso no hay dudas. Miles de personas disfrutaron de los shows previos de La Barra, Lore Jiménez, La Ronda y Megatrack. La frutilla del postre la puso el N° 1, que cantó muchos de los hits que todavía hoy suenan en las fiestas. Se volvió a ganar el escenario y los aplausos del público. En poco más de una hora y media, y citando uno de sus temas, “dejó una huella que Villa María no podrá borrar”. El “bailazo” de La Mona cerró ya en la madrugada del Día del Padre, minutos después de las 5.

Antes de ver escena, y emocionado por volver a esta ciudad, Jiménez manifestó: “Hace 8 años que no subo a este hermoso Anfiteatro, me voy a sentir contento porque lo voy a ver distinto, el techo cuando yo venía no estaba”.

Una noche antes, el cuarteto ya se había ganado miles de corazones. Los culpables fueron los chicos de Banda XXI y Q’ Lokura, quienes acompañados por Sabroso, el Rey Pelusa y Banda Mix calentaron una noche realmente fría. El fuego sagrado del “tunga tunga” no faltó en ningún momento.

Al cierre de esta edición, cuando promediaba la tercera y última noche, saltaba al escenario la elegante Magui Olave, una infaltable del Anfiteatro (en febrero formó parte de la grilla del Festival Internacional de Peñas). Antes que ella, La Banda de Carlitos y Euge Quevedo dijeron presente en el escenario para empezar a calentar la noche. La apertura del domingo llegó de la mano del Ensamble de Cuarteto y Cumbia del programa municipal “Ser Arte y Parte”.

Lo que se lee ahora