Cuello | juicio | Homicidio

Amenazas cruzadas en el juicio por el asesinato de Cuello

La familia de uno de los imputados fue increpada por el hijo de la víctima, Martín Cuello. Al padre le dijo que le pegaría "un tiro en la frente" y a la hermana que le "cortaría las piernas". Asimismo, la ex del mismo acusado aseguró que fue intimidada

Culminó ayer la segunda instancia del juicio por el asesinato de Roberto Cuello, vecino acribillado el jueves 11 de octubre del 2018. Comenzó a las 15 y pasó a cuarto intermedio pasadas las 19 con la declaración de tres testigos. En el marco de esta causa, tres personas fueron intimidadas.

La primera amenaza la recibió la ex pareja de Brítes el pasado martes 13. Por lo que pudo averiguar este matutino, el mensaje habría sido enviado por el hermano del imputado desde la cárcel de Río Cuarto. La persona encomendada le recalcó a la mujer que tenga cuidado con lo que declaraba o “lo iban a pagar” sus hijas.

La segunda fue hacia los familiares del acusado, quienes caminaban entre las calles General Paz y San Juan, momentos antes de prestar testimonio. Los damnificados declararon que el hijo de la víctima, Marcelo Martín Cuello, apuntó con el dedo al padre de Brítes y le gritó que “le pegaría un tiro en la frente”. Luego, se dirigió hacia la hermana y le aseguró que le “cortaría las piernas”.

Los familiares presentaron la denuncia hacia Cuello, quien recibió la libertad condicional hace un mes, según manifestaron fuentes cercanas a Tribunales. El padre asentó el hecho en la Departamental San Martín junto a la madre y hermana del imputado.

Testigos

Tanto la expareja como la hermana de Brítes fueron llamadas a declarar en esta segunda instancia. En el caso de la primera, aseguró que a la hora del homicidio, quien era su pareja salió caminando. Lo que contradice a otra testigo que supuestamente habría reconocido al presunto asesino conduciendo una moto Titán.

En tanto, la hermana del acusado declaró que él se encontraba durmiendo, que ella misma lo despertó diciéndole que le adjudicaban el asesinato de Cuello. Lo que lo motivó a escapar hacia Buenos Aires.

Cabe destacar que en la primera instancia del juicio, un testigo garantizó que ninguno de los acusados (Alejandro Brítes y Raúl Sánchez) es el asesino. El vecino que trasladó a la víctima, Roberto Cuello, hasta el Hospital Pasteur mencionó el nombre de Adrián “Chispita” Mercado, quien falleció calcinado en dudosas circunstancias el 15 de enero del 2020.

Por lo que se pudo saber, el mismo nombre estuvo presente en la declaración de Brítes a finales de noviembre del 2018, donde expuso que era el autor del homicidio.

Caso

Mañana jueves continuará a las 15 el proceso judicial. Allí se conocerán los alegatos, la deliberación y la sentencia hacia los imputados por el hecho. Tanto Alejandro Brítes como Raúl Sánchez enfrentan la carátula de Homicidio Agravado por Alevosía.

Las mismas fuentes cercanas a Tribunales revelaron que “el juicio es complicado” debido a que aparece otro sospechoso que está difunto y que la culpabilidad hacia los detenidos es “un tanto dudosa”. Asimismo, que la moto existe y fue secuestrada, que Sánchez sí tuvo la discusión con Cuello en el penitenciario, que Brítes huyó y que el apellido Mercado fue mencionado en el 2018.