Villa María | Cultura | Chalet Hereje | arte

El arte que proviene del Chalet Hereje está "en jaque": quieren vender el edificio

Los propietarios de la superficie le ofrecieron al colectivo artístico extender el contrato de locación por seis meses más, pero con un alquiler muchísimo más elevado. El grupo cultural va a lanzar un bono para intentar comprar el histórico chalet. La infraestructura está tazada en una cifra que supera los 350 mil dólares

La Asociación Civil Teatro de Herejes lanzó este domingo una campaña para recaudar fondos y así poder seguir funcionando en las instalaciones del histórico Chalet Scopinaro, lugar que en los últimos años se convirtió en sinónimo de cultura y arte.

El presidente del colectivo, Andres Brarda, confirmó en declaraciones a Puntal Villa María que los dueños del edificio quieren vender el inmueble, situación que empujaría al grupo a tener que abandonar el espacio.

Los artistas hacen arte, incluso cuando se manifiestan. Ayer, el majestuoso edificio de San Juan y Lisandro de la Torre fue intervenido para que vecinos y vecinas conozcan la situación. Hablando en claro, todo el edificio fue cubierto de cintas que llevaban la inscripción de “peligro” (ver imagen).

“Se nos termina el contrato de locación y los dueños decidieron no renovarlo. Lo que sí nos propusieron es una prórroga por seis meses con un precio muy elevado que nosotros no podemos cumplir”, aseguró el artista.

Según dijo, el precio del alquiler que les ofrecen “es un 400 por ciento más de lo que veníamos pagando actualmente”. Asimismo, destacó que se trata de “un salto muy grande” que la organización “no puede asumir”.

Una esquina que respira arte

En 2019, la ONG puso en marcha una serie de trabajos para reacondicionar el chalet y transformarlo en una especie de centro cultural, en un lugar donde puedan convivir todas las artes.

“Hay muchas disciplinas y lenguajes, somos más de 50 los trabajadores del arte y más de 100 las funciones que, por ejemplo, realizamos este año. Además, se dictan 15 talleres culturales con más de 200 alumnos. Los números son muy hermosos para lo que es la participación cultural, durante todos estos años pudimos cumplir con las obligaciones”, exteriorizó el referente de la escena teatral.

Brarda reconoció que se toparon con un edificio que presentaba muchas deficiencias en su estructura, motivo por el cual tuvieron que realizar una fuerte inversión para embellecerlo.

“Cuando entramos, dimos con un Chalet totalmente destruido, con las paredes caídas y sin electricidad, pero gracias a la comunidad pudimos levantarlo y restaurarlo”, destacó.

Ante la noticia de la posible venta, el grupo no se quedó de brazos cruzados, y en consecuencia, lanzó una campaña para juntar fondos y así poder acercarse a la compra del inmueble, que hoy está tazado en 350 mil dólares.

“Vamos a salir a buscar 350 mil bonos únicos de 300 pesos, o un dólar, para que cada villamariense y persona de la región nos pueda ayudar”, adelantó el director, productor y dramaturgo.

A su vez, hizo saber que su deseo personal es que el Chalet se convierta en patrimonio de la ciudad, permitiendo que todos y todas lo conozcan “de punta a punta” adentrándose en su historia y también en su cultura. “Queremos que este espacio sea para siempre villamariense, para siempre de la región, que sea un lugar en el que se pueda entrar y recorrer”, añadió.

“Hoy es un momento bisagra, estamos en jaque porque a fin de año, si no firmamos ese contrato, nos tenemos que ir. Creo que la comunidad nos puede acompañar en este proyecto y en esta campaña con 350 mil bonos de 300 pesos, de un dólar”, cerró.

En jaque.jpeg