Río Cuarto | Dalmasso | semana | causa

Cómo sigue el juicio: con un ojo en los testigos y el otro en las fiscalías

La sexta semana se abre con la atención compartida entre los nuevos testimonios y la información sobre los antecedentes penales del vocero del viudo que determinará si la causa podría o no estar prescripta para él

La sexta semana del juicio a Marcelo Macarrón tiene puesto el foco no sólo en la lista de testigos que serán citados entre hoy y el jueves sino también en la información que irá arribando desde las distintas fiscalías de Río Cuarto.

Desde allí, llegarán los antecedentes penales del abogado laboralista Daniel Lacase. Esa información fue requerida la semana pasada por el fiscal de Cámara Julio Rivero y la defensa a cargo de Marcelo Brito también se sumó al pedido.

Es que con el correr de las jornadas y los testimonios que ya desfilaron en la causa, la situación de Lacase se ha visto más y más comprometida. A tal punto que el miércoles, Rivero consideró que se debían tomar las precauciones procesales para cuando llegue el momento de citarlo a declarar.

Es que una cosa es hacerlo como un simple testigo y otra, muy diferente, convocarlo con la posibilidad de que pueda llegar a ser imputado por algún grado de participación en el hecho.

Hoy, el caso Dalmasso estaría prescripto para cualquier otro que no sea el propio Macarrón, salvo que alguna otra persona que aparezca sospechada haya cometido algún delito o haya sido acusado penalmente desde el 25 de noviembre de 2006 hasta la actualidad. Eso interrumpiría los plazos de prescripción.

Uno de los primeros señalados

Entretanto, ya son alrededor de cuarenta los testigos que pasaron por el tribunal y la lista aún está lejos de agotarse.

En la jornada de hoy le llegaría el turno de testimoniar a Gastón Zárate, uno de los pintores que estaban trabajando en la casa de la Calle 5 número 627 de Villa Golf, en la época en que asesinaron a Nora Dalmasso. La semana pasada ya lo hicieron algunos de sus compañeros de tareas, uno de ellos el pintor Oscar Osvaldo Aguirre.

En una de las frases más picantes que dejó su testimonio, Aguirre le confió al tribunal que cuando tomaron noticia de lo que había sucedido en la vivienda donde estaban trabajando sintió temor por lo que podía sucederles en la Justicia.

“Pensé que iban a buscar a uno de nosotros, es decir, a uno de los operarios. Y así fue, terminó siendo Zárate el acusado”, recordó.

Bautizado como “El perejil”, Zárate acabó siendo imputado por el homicidio de Nora Dalmasso y llegó a estar por un breve lapso preso, hasta que una nutrida manifestación popular - “el perejilazo”- consiguió que la Justicia reviera su detención.

Al tiempo, Zárate sería desvinculado de la causa.

Alejandro Fara. Especial para Puntal