Villa María | Darío Capitani | legisladores | poder legislativo

Capitani sobre autos judicializados: "Esto es de uso habitual y no es nuevo"

El legislador del PRO se amparó en la Ley provincial de "Vehículos secuestrados" sobre la asignación de un auto que se encuentra en proceso de judicialización. Al mismo tiempo, señaló la necesidad de generar un debate en relación al tema

Tras el accidente en el que se encuentra relacionado el presidente provisorio de la Legislatura provincial, Oscar González, el sábado pasado en las Altas Cumbres, se pudo conocer que el funcionario provincial se conducía en un vehículo entregado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a la Unicameral cordobesa. Según información de la legislatura, otros integrantes del poder legislativo también cuentan con vehículos en situación judicializada asignados para movilizarse, como es el caso del legislador villamariense del PRO Darío Capitani, habilitado para manejar un Audi A4 desde abril de 2022 (LTN 619).

PUNTAL VILLA MARÍA dialogó con el referente local en relación al tema. “Si bien en un suceso distinto, esto impacta o al menos así trasciende respecto al mal uso de los vehículos de estas características. Entendemos que primero hay una explicación que dar de fondo, porque esto genera por supuesto una decepción, un mal estar en la sociedad cuando no se interpreta que ocurre”, sostuvo.

El legislador provincial hizo referencia a la Ley provincial que se encuentra bajo el nombre “Vehículos secuestrados en causas penales (LEY 8.550)” y advirtió que data del año 1996, “tiene 26 años de vigencia, era la gestión del gobernador Mestre en ese entonces, que le permite a todo tipo de institución pública, ONG, Instituciones de Gobierno y de gestión, poder hacer uso de vehículo judicializados. La ley establece que el Tribunal Superior de justicia, es decir el máximo órgano judicial de la provincia, puede dar el uso de vehículos de todo tipo que se encuentren judicializados y por distintos motivos”, dijo.

“Hace 26 años se ejecuta y lo ha usado todo el sistema institucional desde su creación a hoy, es decir, todo tipo de institución no solo un municipio, un ministerio público, instituciones ONG o estado, es decir, la justicia le ha otorgado a lo largo de todos esos años vehículos con cargo para uso oficial”, reforzó el legislador del PRO.

Capitani también destacó que, al hacerse cargo de los vehículos, implica que, en lugar de tenerlos en un espacio físico, secuestrados, “con todo lo que significa la implicancia en el paso del tiempo” indicó, se lo asigna a instituciones para que hagan uso oficial de esa caracterización con cargo. “Es necesario tener un seguro actualizado, mantenimiento del vehículo, para que cuando la propia ley lo establezca la justicia lo requiera para su restitución y debe ser restituido en óptimas condiciones”, aportó.

Vehículos en la legislatura

En el caso particular del legislador local, afirmó que, sin querer escapar a la situación, “se me ha sido asignado con fecha de abril de este año hace unos seis meses y se me ha adjudicado el uso de un vehículo en junio, hace unos cuatros meses, que no he utilizado, a pesar de que confirmo que se me ha sido a mi nombre, digamos a mi cargo y responsabilidad” sostuvo.

El mismo del cuerpo legislativo argumentó que no es un privilegio, “yo quiero hacer una diferenciación, que un vehículo de estas características asignado para uso oficial, no tiene ningún gasto de la legislatura para su uso, digo el vehículo no se compra, cada uno se hace cargo del funcionamiento del vehículo por lo tanto no hay un gasto del estado” opinó.

Cabe señalar que el referente del PRO tenía otro vehículo autorizado hasta el año 2021, se trata de un Volkswagen Siroco, que explicó fue devuelto a la Justicia. “Intento dar un manto de claridad respecto al uso de este tipo de vehículos” señaló.

Darío Capitani manifestó la necesidad de dar un paso hacia adelante en relación a la mencionada Ley. “Tenemos que proponer, modificarla, hacer que no sea utilizada en todo caso por funcionaros con cargo electivo, ministros o intendentes” destacó.

Además, apuntó contra el estado local, “Si revisan, en Villa María también hay autos asignados. En la página oficial se verifica cual es el auto, cuando fue entregado y a quien, nuestra ciudad tiene asignados 3 0 4 vehículos, camiones, camionetas, incluso un Audi que yo desconozco quien lo utiliza, pero es muy frecuente” indicó y añadió que, si bien son autos de alta gama, no son financiados por el estado, “eso es lo que quiero dejar claro” expresó.

Ante la pregunta sobre el destino de los vehículo y su utilidad en áreas de seguridad como la policía, Capitani recalcó que los mismos son destinados a la fuerza, “hay muchísimos asignados a distintos departamentos de las policías provinciales, distintas localidades, muchas veces estos vehículos son utilizados para las tareas de investigación que no son autos identificados policialmente me refiero” dijo. “esto es de uso habitual no es nuevo” insistió el legislador provincial en utilizar ese término, “leía un medio y hablaba de si se puede dar a docentes rurales, me parece que puede ser compleja la discusión, pero nos tenemos que atrever a discutir el tema”, completó.

Si bien se pudo conocer que otros integrantes del poder también cuentan con autos aisgnados como Dardo Iturria y Miguel Majul del bloque Hacemos por Córdoba y los legisladores Juan Jure y Orlando Arduh.

“Seguramente hay otros legisladores que no se han dado a conocer sus nombres y sus particularidades de uso, pero todos los vehículos asignados a la legislatura están a nombre del presidente de la legislatura” aclaró.

Gastos

En lo referido a gastos del vehículo, nuevamente Capitani se expresó al respecto. “Es por cuenta y orden de cada uno de los usuarios, no es real de que los gastos que provoque el vehículo son pagados por las administraciones, en realidad los combustibles, los peajes, las cocheras, lo que fuere, es pago por cada uno de los adjudicados de los vehículos”, manifestó en diálogo con este medio.

Por último, el legislador del PRO manifestó públicamente la inminente discusión para dar reformas en la Ley, “si la política no puede hacer uso de estas situaciones hay que pensar en la Ley, uno tiene que ir para adelante independientemente de lo que va a seguir generándose como discusión pública con estos temas”, culminó.