Provinciales | decreto | espacios | actividades

Covid: cómo es el nuevo esquema, sin límite horario y aforos más flexibles

El gobierno provincial emitió un decreto que elimina gran parte de las restricciones. Se podrá circular a cualquier hora. Los bares, restaurantes e iglesias pueden funcionar al 100 por ciento de su capacidad

A partir de la baja en la cantidad de casos de coronavirus, el gobierno provincial puso en marcha un nuevo esquema sanitario que, de hecho, flexibiliza enormemente los aforos tanto en espacios abiertos como cerrados y elimina la restricción de circulación nocturna que rigió hasta esta semana.

El decreto publicado en el Boletín Oficial establece una serie de cambios en el esquema que rigió hasta el 2 de marzo.

En primer lugar, prorrogó las medidas sanitarias desde ayer. Pero esas medidas no son las mismas sino que tienen modificaciones:

- Se habilitan, siempre con protocolos de prevención, las actividades religiosas con un aforo del 100 por ciento. Es decir, las iglesias pueden dar misas o hacer actividades sin restricciones y pueden completar el límite de personas que tenían antes de la pandemia.

- Las actividades culturales, recreativas y sociales -incluidos teatros, cines y museos- podrán funcionar al 90% de su capacidad.

- En cuanto a la actividad nocturna o en los boliches, discotecas, bailes o salones de eventos, tanto en espacios cerrados como al aire libre, el aforo será del 80 por ciento. Ese porcentaje se establece de acuerdo a la superficie del establecimiento y la habilitación municipal.

- Las reuniones sociales y familiares que se hacen por ejemplo en quinchos o salones de usos múltiples tendrán un aforo de hasta el 90 por ciento del total habilitado, aunque el decreto establece que deben mantenerse los cuidados, principalmente la ventilación cruzada si se trata de espacios cerrados.

- Los locales gastronómicos y los bares podrán funcionar al 100 por ciento de su capacidad, tanto en espacios cerrados como abiertos.

- Los bingos y casinos tienen un aforo permitido de hasta el 90%.

- “El funcionamiento de las actividades nominadas precedentemente podrá extenderse hasta los horarios permitidos por habilitación municipal”, dice el decreto 179.

- En el artículo 3° se dispone el cese de la restricción a la circulación nocturna de personas. Hasta la publicación de este decreto, la gente no podía circular entre las 4 y las 6 de la mañana, excepto el personal considerado esencial.

- En el artículo 4° del decreto del gobernador Juan Schiaretti se ratifica la obligatoriedad de usar el barbijo o el tapabocas tanto en espacios abiertos como cerrados.

El relajamiento de las restricciones es una consecuencia de la pronunciada baja de casos que se viene produciendo en las últimas semanas, después de que la ola provocada por la variante Omicron generara récords de contagios tanto en la provincia como el país.

El nuevo esquema coincide además con la vuelta de la actividad plena, ya que esta semana, después del feriado de carnaval, los chicos de nivel inicial, primario y secundario volvieron a las aulas con presencialidad, después de dos años de mixtura entre presencialidad y virtualidad.

Las disposiciones duran hasta el 31 de marzo

El nuevo esquema que el gobierno provincial dio a conocer en el Boletín Oficial tiene vigencia desde el 3 hasta el 31 de marzo.

Después, según ha ocurrido desde el inicio de la pandemia, la evaluación de la autoridad sanitaria, es decir del Ministerio de Salud de la Provincia, determinará cómo continúan las restricciones.

Las definiciones se relacionan con la coyuntura epidemiológica y con la situación del sistema sanitario:es decir, influyen la cantidad de contagios de coronavirus pero, además, la cantidad de internaciones y el porcentaje de camas Covid y de terapia intensiva que permanecen ocupadas.

De todos modos, durante la última etapa desafiante de la pandemia, en la tercera ola de contagios generada por la variante Omicron, la situación no derivó en restricciones estrictas, como sí ocurrió durante la primera y segunda olas, porque las características de esa cepa hicieron que los cuadros fueran menos graves.

Pero, además, se sumó el hecho de que los porcentajes de vacunación por encima del 80 por ciento hicieron que incluso quienes se contagiaban tenían síntomas menos graves y cuadros menos agresivos que en las ocasiones anteriores.

De todas maneras, la remisión de los contagios no está provocando un relajamiento en la estrategia de vacunación sino que ya está prevista la aplicación, aunque con fecha aún incierta, de una cuarta dosis, de refuerzo, para algunos grupos determinados por el gobierno nacional.