Nacionales | default | Argentina | Negociación

Loser destacó que, a pesar del default técnico, nadie adoptó acciones judiciales

De allí que ve posible que se pueda llegar a un próximo entendimiento entre las partes.

El exdirector del FMI para el hemisferio occidental Claudio Loser destacó ayer que pese a que la Argentina entró en default técnico "nadie está tomando acciones judiciales" contra el país, por lo cual estimó que "se puede llegar a un acuerdo".

La Argentina incurrió el viernes en un nuevo incumplimiento en el pago de deuda y con ello está técnicamente en default, por lo que el Gobierno decidió acelerar los tiempos para alcanzar lo antes posible un acuerdo con los acreedores y reestructurar más de 66.000 millones de dólares.

"Aunque haya default técnico, no hay problema porque nadie está tomando acciones judiciales. Lo que sucede es que continúa la negociación y, de buena fe, se puede llegar a un acuerdo", analizó Loser.

Si bien la Argentina extendió la negociación con los bonistas hasta el 2 de junio, el economista aclaró que, según su criterio, "el límite" no es esa fecha.

"Ni el Gobierno ni los bonistas quieren quebrar la negociación", evaluó y afirmó que "el Presidente recuerda muy bien lo que sucedió en 2001 y no quiere volver a pasar por eso".

En declaraciones formuladas al canal TN, argumentó que, por su lado, "los acreedores no quieren dar una señal negativa al resto del mundo", lo que "beneficia" a la Argentina.

Pese a que el país entró en default, las acciones que cotizan en Wall Street subieron al igual que los bonos, mientras el riesgo país medido por el JP Morgan mostró una tendencia negativa.

Según Loser, ello es "el reflejo de lo que está pasando" y "significa que la gente tiene alguna confianza de que puede llegarse a un acuerdo".

"No es casualidad. Está reflejando algo", insistió al referirse a los resultados expuestos por los mercados en las últimas jornadas.

En tanto, consideró que el Fondo Monetario Internacional "en una mesa de negociación está del lado de la Argentina", aunque aclaró que, "como un hermano mayor o un primo metido, va a dar sus opiniones respecto de la negociación”.

En otro orden, el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, aseguró que la permanencia de Argentina en el bloque de países del Mercosur "sigue absolutamente en pie" y en ese sentido afirmó que en las reuniones con representantes de los otros estados miembros se aclararon "las malas interpretaciones" con respecto a una posible salida del país de esa unión aduanera.

El canciller se refirió así a las versiones que días atrás dieron cuenta sobre que Argentina había expuesto sus preferencias en relación con dejar el Mercosur.