Villa María | delfina | Delfi | Houston

Delfina Bollo inició este lunes su tratamiento en la clínica Burzynski

En su primer día, la pequeña villamariense de 8 años compartió espacio con Ezra e Ignacio, dos niños argentinos que fueron diagnosticados con el mismo tipo de cáncer

La pequeña villamariense de 8 años, Delfina Bollo, diagnosticada a mediados de 2021 con DIPG -un cáncer que se manifiesta en el tronco encefálico-, comenzó este lunes en Estados Unidos un tratamiento que ha dado muy buenos resultados en otros niños con la misma patología.

El proceso de curación, que se hizo realidad gracias a la solidaridad de miles de personas, inició en horas de la mañana de ayer en la clínica Burzynski, establecimiento ubicado en Houston, Texas.

La familia de la pequeña publicó en la cuenta de Instagram “Todos por Delfi” una foto del momento en el que la niña ingresa al edificio sanitario, conocido mundialmente por sus tratamientos contra el cáncer.

En dicha institución, Delfina compartió sala con Ezra (2) e Ignacio (7), otros dos niños argentinos que también fueron diagnosticados con la misma enfermedad.

Antes de partir hacia norteamérica, Santiago Bollo, padre de la menor, en diálogo con este matutino indicó que los tiempos del tratamiento dependerán de la respuesta que vaya teniendo Delfi. No obstante, aseguró que mínimamente el proceso demandará 6 semanas.

Glioma Difuso Intrínseco de Tronco Encefálico

A Delfina le detectaron un tumor en una parte sumamente sensible de su organismo. Tras someterse a una serie de estudios médicos, fue diagnosticada con DIPG (Glioma Difuso Intrínseco de Tronco Encefálico).

Esta enfermedad repercute de manera directa en el habla, la respiración, la frecuencia cardíaca, la deglución y la movilidad.

Según explicaron sus progenitores, para dicha patología no existe una cura en Argentina, por ello la necesidad de viajar a Estados Unidos.

El cáncer fue descubierto a fines de junio, tras una consulta médica en Córdoba. Luego de aquel primer diagnóstico, Delfina queda internada en dicha ciudad hasta principios de julio, momento en el que se la traslada a la clínica Fleni, en Buenos Aires, donde fue sometida a un estudio más complejo, que luego terminó por confirmar la presencia del glioma.

La niña, que cursa sus estudios en el Nivel Primario de la Escuela Normal Víctor Mercante, permaneció internada en Buenos Aires hasta el 22 de julio.

Durante su estadía en el centro médico, Delfi hizo un ACV con un pico de tensión, y además tuvo un cuadro de encefalitis.

Ya recuperada, volvió a Villa Nueva, ciudad donde vive actualmente.

En la capital cordobesa, Delfina se sometió a varias sesiones con rayos, tratamiento que mejoró de gran manera su calidad de vida.

Clínica.jpg