Villa María | demora | problema | alternativas

La lluvia trajo alivio, pero también generó inconvenientes en los barrios

En algunos sectores se mantuvo el agua hasta pasado el mediodía. Calle Buenos Aires volvió a exhibir problemas, desde el 2200 hasta la autopista. En el Centro y bulevares también se percibió mucha agua corriendo por los desagües

La lluvia trajo alivio, principalmente en zonas forestales que demandan agua para evitar nuevos incendios, pero también en terrenos productivos. De igual manera, en la ciudad se generó inconvenientes en algunos sectores, principalmente por la manera en que precipitó y su consecuente demora para desagotar, que se vio reflejada en calles anegadas.

Alrededor de las 3.15 comenzó a llover y hasta cerca del mediodía el registro pluviométrico arrojó poco más de 40 milímetros, según la zona de medición. En barrio Lamadrid, por ejemplo, no alcanzó esa cifra y quedó en 38mm; mientras que cerca de la Costanera trepó hasta los 43mm. La persistente precipitación impactó de manera contundente en algunos sectores.

En el barrio Parque Norte, por ejemplo, el canal derivador no dio a basto y calle Marcos Juárez, fiel a su estilo, se transformó en una amplia laguna a la altura de la rotonda de Intendente Maciel, incluso con algunos vehículos que se vieron afectados por la acumulación de agua. Una situación similar se vivió en barrio La Calera, aunque afortunadamente no pasó a mayores.

En tanto, en calle Buenos Aires desde el cruce con Porfirio Seppey hasta la zona próxima a la autopista la arteria presentaba extensas “lagunas” que perduraron hasta pasado el mediodía con el inconveniente propio de quienes residen en la zona y deben salir a trabajar. María, una vecina el barrio San Nicolás, le contó a este medio que “hace 30 años que vivimos en este sector y siempre se inunda”, sostuvo.

De igual manera, destacó la tarea realizada por el Municipio, aunque aún sin llegar a otorgar una solución a los desagües: “Se hicieron muchas obras pero cada vez que llueve se inunda y no se puede salir por calle Buenos Aires; desde la escuela Nacional –Nicolás Avellaneda- hasta la autopista es todo agua”, dijo. El problema impacta en el nutrido vecindario porque justamente calle Buenos Aires es una de las dos vías de acceso al barrio. La otra es calle Catamarca, que “afortunadamente fue arreglada un poco”.

La misma vecina confió que el barrio “está quedando una pinturita; tenemos gas, agua, cloacas y ahora lo están pavimentando; pero no hay forma de darle una solución al agua que se junta en las calles”. Quienes habitan en el sector ya están acostumbrados y evitan transitar por la arteria principal “aunque quienes vienen de afuera y no conocen quedan encajados. Muchas veces ni en moto se puede cruzar de la cantidad de agua que hay”.

María recordó que de manera permanente se buscan alternativas aunque ninguna con solución: “Hace muchos años colocaron bocas de tormenta, pero al ser calles de tierra se terminaron tapando. Y el problema no es sólo el agua que se junta sino que además esa misma agua termina rompiendo toda la calle”, destacó.

Y eso es lo que se observa en gran parte de calle Buenos Aires desde el 2200 hacia atrás. En algún momento se intentó incluso trabajar con bombas y canalizar el agua por la banquina hasta la zona de la autopista, aunque evidentemente aún el problema no pudo ser solucionado. En la charla con este medio, la vecina también aprovechó para reclamar el arreglo de un semáforo ubicado próximo al ingreso al barrio, “que fue derribado por un camión y nunca más se puso. Es un peligro andar por la zona”, destacó.

En la zona de los bulevares Alvear y España también se percibió un importante caudal de agua ingresar a los desagües, y afortunadamente no causó inconvenientes en comercios como sí pasó años anteriores, con el agua ingresando a los locales.

Registros pluviométricos

En lo que va del año, contabilizando la precipitación de este miércoles, llovieron 544 milímetros en la ciudad, en una cifra considerablemente alta y que se apresta a superar los registros de 2020, ya que a poco más de dos meses y medio para que termine el 2021 el año pasado llovieron 648 milímetros. Precisamente fue diciembre el mes con mayores lluvias, que alcanzaron los 159 milímetros, según detalló el meteorólogo Silvio Arnaudo.

Pero además, no hubo registros de lluvia en cuatro meses: mayo, julio, julio y agosto. En el presente año, en tanto, enero mostró el índice más elevado con 169 milímetros, seguido por marzo con 128,5mm. En septiembre pasado precipitaron 42mm. Según el pronóstico, hoy se podría registrar una tormenta aislada en horas del mediodía, lo que podría generar lluvias hasta la tarde noche. Luego, el viento sur marcará un mejoramiento que se podría extender a lo largo de 10 días al menos sin lluvia.

WhatsApp Image 2021-10-13 at 13.23.46.jpg